El NAIM acumula apoyos en Morena

AMLO ha hecho sentir a legisladores e integrantes del equipo de transición que dejará correr el proyecto en Texcoco

Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México
Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Todo apunta a que Andrés Manuel López Obrador tiene resuelta la crisis generada por la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México: dejará que corra el proyecto en Texcoco y, paralelamente, impulsará un desarrollo aeroportuario en el centro del país.

Pragmático como es, el Presidente electo respetará el resultado de la consulta ciudadana del 28 de octubre que, según cálculos hechos por el equipo de transición con base en otras encuestas, la tendencia es que se mantenga, y es algo a lo que no se opondría AMLO.

Sólo se espera que haya cambios en temas financieros –que pronto se darán a conocer- pero que no implicarían mayor estridencia en los mercados, mucho menos entre las calificadoras internacionales o futuros inversionistas.

Todo esto no lo ha dicho públicamente el tabasqueño; sin embargo, es algo que les ha hecho sentir a futuros integrantes de su gabinete y legisladores de su partido.

Las señales son claras. La primera de ellas se las dio hace una semana después de que varios de ellos se reunieron con representantes de comuneros y ejidatarios de la zona del NAIM, y comenzaron a hablar de la viabilidad del proyecto en Santa Lucía y un plan C.

Un día después de esa reunión, AMLO convocó a todos los integrantes del gabinete legal y ampliado, así como con sus coordinadores en el Senado y la Cámara baja. Como pocas veces, les tocó ver a un Andrés Manuel muy enojado. Con voz enérgica, les dijo que dejaran de comportarse como oposición y entendieran que ya son gobierno. Y es que les había pedido que recogieran opiniones y se reunieran con la gente, pero nunca les pidió que hablaran a favor o en contra del proyecto.

Les llamó la atención por generar una narrativa de rechazo, porque una cosa es que algunos estén en desacuerdo y otra es que lo expresen públicamente, porque con ello generan la sensación de que la consulta sería una simulación, y eso no es lo que quiere.

Otro elemento que hace pensar que el proyecto original se mantendrá, es que todos los diputados federales de Morena y los senadores del Estado de México, unos 50 en total, están a favor de Texcoco, por toda la derrama económica que significa y el desarrollo para la región. Además, de que, según encuestas internas, 98% de los pobladores de la zona lo respalda.

Los únicos que se oponen son supuestos representantes de comuneros, pero que carecen de representación e influencia.

Ése es el diagnóstico de legisladores mexiquenses que están dispuestos a apoyar la decisión que tome AMLO, pero sin dejar de decir que lo más conveniente en este momento es el NAIM en Texcoco, considerando además el desarrollo aeroportuario en el que trabaja el próximo titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú.

 

 

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: El pragmático no se complica la vida, cruza el bosque y sólo ve leña para el fuego.

 

[email protected]

@ALFREDOLEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónGerardo Rodríguez / Cuarto de Guerra  /  Heraldo de México

Historias de espías: El Ángel