El mito del crecimiento económico cero

El gasto para los más pobres está creciendo como nunca: este año el Presupuesto del gobierno es de 6.1 billones de pesos

Francisco Chíguil Figueroa / Alcalde de Gustavo A. Madero / El Heraldo de México

La crítica de crecimiento económico cero y la de que el gobierno despilfarra el dinero entre los pobres se contradicen. Las dos cosas no pueden ocurrir al mismo tiempo. ¿Por qué? El gasto en programas hacia los más pobres conduce a que ellos gasten dinero que antes no tenían, y las empresas tienen que producir lo que compran los pobres; consecuencia: el crecimiento económico no puede ser cero. Los críticos desean que México no crezca: se equivocan. El dinero del pueblo ya no se usa igual, y ello ha generado profundas críticas de quienes antes se beneficiaban de los gastos públicos: dejaron de recibir miles de millones de pesos que sólo profundizaban la desigualdad y la pobreza.

El gasto para los más pobres está creciendo como nunca: este año el Presupuesto del gobierno es de 6.1 billones de pesos, de los cuales 45.8% es gasto en desarrollo social: dinero para universidades, hospitales, becas para jóvenes y adultos, etcétera. Además, 1.2 billones de pesos son gasto en desarrollo económico, e incluyen más de 250 proyectos de inversión en construcción de caminos y carreteras, hospitales, nuevas unidades de medicina familiar, universidades. ¿Este gasto social y en inversión pública no impacta el crecimiento económico?

¿En qué gastan los más pobres? ¿Los más pobres tienen cuentas bancarias en los paraísos fiscales del mundo? Claro que no. En las comunidades rurales, en los barrios, en las ciudades, las familias más pobres ahora tienen dinero que antes no tenían. Y están comprando carne, pollo, zapatos, vestido. De acuerdo con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, el consumo de los hogares ha crecido: durante 2019 el consumo privado, medido por las ventas al menudeo, creció 3.4% y tienen previsto que en 2020 la economía mejorará: 68% de las compañías vislumbran crecimiento, 28% piensa que se mantendrá estable y sólo 4% cree que su escenario de negocios empeorará.

Si el consumo privado está creciendo, ¿por qué el Inegi, en sus cálculos de crecimiento económico, no está captando adecuadamente los movimientos en la demanda de bienes y servicios que compran los pobres? ¿Se está midiendo bien el crecimiento de la economía?

En una lejana comunidad rural, 100 adultos mayores empezaron a recibir una pensión; 130 personas entraron al programa Sembrando Vida y 15 jóvenes se sumaron al programa Jóvenes Construyendo el Futuro; todos reciben dinero, que se gasta en la misma comunidad: quizás compran en la carnicería del pueblo y, si el carnicero le compra la carne a un productor de vacas de ahí mismo, todo el movimiento económico queda dentro del mismo pueblo. Pero la economía local está creciendo. La construcción de caminos nuevos en la misma comunidad se está haciendo con materiales comprados localmente (piedra, grava, etcétera), entonces la economía está creciendo localmente. ¿Esto lo está registrando bien el Inegi?

El Inegi debe aclarar cómo está midiendo el crecimiento económico para saber por qué, en una economía en la que sí hay inversión pública y gasto público, se reporta crecimiento económico cero.

POR FRANCISCO CHÍGUIL FIGUEROA

ALCALDE DE GUSTAVO A. MADERO

@FCHIGUIL

abr

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.