El mal humor en el gabinete

La crisis por el robo de combustible visibilizó los problemas que privan en el círculo cercano a López Obrador

Alfredo_Gonzalez
Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director de Pemex, Octavio Romero, no están pasando por su mejor momento.

Hace dos días, durante la conferencia mañanera, ella quedó muy mal parada con el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando no supo responder a una pregunta sobre las importaciones de gasolina.

La escena, que se transmitió en vivo y en directo, evidenció su agotamiento físico y dejó ver que no existe un trabajo articulado en el gabinete. Pero nada es producto de la improvisación, porque secretarios de Estado y directores de algunas dependencias federales no se llevan bien.

La crisis por el desabasto de combustibles puso en evidencia que existe tensión entre varios de los funcionarios involucrados con temas energéticos.

A Rocío Nahle, por ejemplo, la han escuchado quejarse porque se ha enterado de varias medidas de gobierno que le atañen a través de los medios de comunicación.

Y en Palacio Nacional saben de sus desacuerdos porque se muestra enojada. Es evidente su mal humor.

El lunes pasado, después del incidente de la mañanera, la veracruzana salió echando chispas porque Andrés Manuel prometió-ordenó tener la información de las importaciones en media hora. Si la tenían o no, eso no se supo en el momento. La información se difundió tres horas después.

Otro funcionario que no la ha pasado nada bien desde que estalló la crisis por el huachicol es el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

Ha sido de los más solicitados en los últimos días por medios de comunicación, legisladores y gobernadores, pero no había tenido tiempo ni para tomar llamadas.

De eso se quejaron varios gobernadores, quienes solicitaron audiencia con él durante varios días.

Ante la falta de respuesta, algunos, como el michoacano Silvano Aureoles y el guanajuatense Diego Sinhue, pidieron cita con AMLO. Pero antes de eso, tan mala imagen generó el director de Pemex que algunos llegaron a decir que podría convertirse en el nuevo Luis Videgaray del gabinete. Sin embargo, el reclamo surtió efecto: este miércoles a temprana hora se dará la tan solicitada reunión con el titular de la empresa petrolera y la secretaria de Energía. No obstante, los dos casos sirven para ilustrar el ambiente de enojo y cansancio que priva en torno al Presidente, por lo que tiene una importante tarea si quiere que su equipo jale parejo en este sinuoso camino de la Cuarta Transformación.

 

Dos noticias importantes se conocieron ayer en el ámbito de la política: César Augusto Santiago, conocido mapache, perdón, operador electoral del PRI, renunció al tricolor y anunció la creación de un nuevo partido.

La otra noticia fue el retiro de la política del poblano Eukid Castañón, uno de los principales operadores del recién fallecido Rafael Moreno Valle.

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: El que tiene mal humor, sin saberlo, refleja un signo de inferioridad.

 

[email protected]

@alfredolez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo