El lado “amable” del desabasto

Disminuyó el robo de combustible: pronto habrá noticias sobre responsables de la ordeña de ductos y la venta de huachicol

Alfredo_Gonzalez
Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Muy revelador el dato que publica hoy El Heraldo de México en el sentido de que en los primeros días del año disminuyeron las pérdidas por el robo de combustible en el país.

Durante los últimos años de la gestión de Enrique Peña Nieto se reportaron pérdidas por 82 millones de pesos diarios, en promedio, por ese fenómeno.

En contraste, del 31 de diciembre al 9 de enero, la cifra llegó a los 24 millones de pesos diarios; es decir, se redujo 71%.

Para algunas personas el dato podría ser un mal chiste, porque llevamos una semana sin gasolina y, por tanto, no hay mucho qué robar.

Sin embargo, con todas las molestias que esto ha generado, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ya logró varios de los objetivos tras el cierre de ductos, entre ellos frenar las pérdidas económicas.

También logró identificar a grupos y empresas que son clientes asiduos de los amos y señores del huachicol.

Dejando de ser abastecidas como se hacía regularmente, estaciones de esas empresas y grupos todavía venden combustible, pero sólo en efectivo. Hasta el momento no se sabe con exactitud cuántas compañías y cómo serán sancionadas, porque el gobierno de AMLO ni siquiera tiene la capacidad logística para hacerlo.

Lo que prevén en el gobierno es que disminuya el número de gasolineras, porque la ganancia de muchas de ellas dependía sólo del huachicol y el cambio en la política de distribución las hará menos competitivas, las sacará del mercado. Todo eso es parte de la estrategia de la administración federal. Y, en sus cálculos, a partir de ahora todos saldremos ganando, menos el crimen organizado.

Lo que también plantean es que en breve se darán a conocer los casos más emblemáticos de personas y empresas investigadas por lavado de dinero y robo de combustible.

En pocas palabras: si nos atenemos a la estrategia de AMLO, pronto se resolverá el desabasto de combustible.

Si eso no ocurre, se extenderá el malestar, las afectaciones y la preocupación entre autoridades, como ocurre con alcaldes de la CDMX. En un grupo de Whastapp que tienen con la jefa de gobierno, algunos comentaron que ya tienen camiones de la basura varados, a lo que Claudia Sheinbaum respondió: Estamos armando una logística para que haya diésel en las estaciones donde se suministra el gobierno. Estoy en eso.

Otra buena noticia, es que el gobierno de AMLO ya volteó a ver otras alternativas para combatir el robo, como el uso de trazadores o marcadores de combustibles, moléculas que se inyectan en las gasolinas al momento de ser despachadas en las refinerías o terminales y sirven para identificar la procedencia del producto o detectar adulteraciones cuando se combinan con otras gasolinas.

 

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: No hace falta un gobierno perfecto; se necesita uno que sea práctico.

 

[email protected]

@alfredolez

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónAlvaro Delgado / Historia de lo inmediato / Heraldo de México

Un año con AMLO, un año convulso