El Jeque entre las patas de los caballos mexicanos

La llegada de Emirates no ha estado exenta de polémica, porque Aeroméxico ha interpuesto amparos en contra

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

El presidente de Emirates Group, su alteza el jeque Ahmed bin Saeed Al Maktoum, ha escrito en la sección de reclutamiento de personal de esa aerolínea, a manera de invitación, que espera que forme parte de nuestro equipo y participe de nuestro éxito en el futuro a medida que crecemos y ampliamos nuestra empresa a nivel mundial. La presencia de esta aerolínea crece notoriamente, incluso hacia México.

A partir de diciembre Emirates volará a nuestro país. Lo hará con dos aviones Boeing 777-200 LR que tienen 38 asientos de clase de negocios y 264 de clase económica. El vuelo, EK255, saldrá de Dubái a las 3:30 de la madrugada, y durará 22 horas con 45 minutos, incluida una parada en Barcelona. El precio por un viaje redondo para enero próximo, por ejemplo, en clase turista, es de seis mil 95 dírhams, equivalentes a 32 mil 500 pesos mexicanos. El vuelo ya está a la venta y se pueden cotizar muchas fechas.

Pero la llegada de Emirates no ha estado exenta de polémica, porque Aeroméxico, la línea aérea que encabeza Andrés Conesa, ha interpuesto amparos contra su llegada, aduciendo que el gobierno, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de Javier Jiménez Espriú, debió solicitar opinión de la Cofece para dejar operar a aquella aerolínea, además de que se opone abiertamente a la asignación de slots para los árabes.

El tema es que Aeroméxico opera una ruta hacia Barcelona (lugar donde se haría la escala de Emirates), por lo que enfrentaría un competidor directo de amplias capacidades financieras.

Uno de los aspectos más polémicos de las líneas aéreas árabes (Emirates, Qatar Airways y Etihad) ha sido el supuesto subsidio que reciben de sus países, haciendo que sus vuelos sean mucho más baratos que sus competidores de Estados Unidos. Esto ha elevado las quejas de empresas como Delta (socia de Aeroméxico), American Airlines y United.

De hecho, en julio hubo una reunión en la Casa Blanca, en la que Donald Trump enfureció porque, a pesar de escuchar de varios CEO las quejas sobre el tema, el CEO de Delta Airlines, Ed Bastian, no acudió (mientras el CEO de Qatar Airways voló desde Qatar para estar presente).

La reunión fue un fracaso, de acuerdo con los reportes. Trump no apoyó a las aerolíneas estadounidenses como ellas le solicitaban.

Por lo pronto, en México, Emirates está reclutando personal y en su sitio dice que el vuelo está sujeto a la aprobación gubernamental. Sin embargo, queda la otra frase de esta empresa, inscrita con notoriedad en su web: Emirates es una compañía aérea que se esfuerza por lograr lo imposible.

RUMORES DE SANTA LUCÍA

Surge el rumor de que Aeroméxico estaría dispuesta a mudar toda su operación al nuevo Aeropuerto de Santa Lucía siempre y cuando la SCT le dé exclusividad total ahí. Es eso, o no se mueven de la T2, me dice una fuente enterada.

POR CARLOS MOTA
[email protected] 
WHATSAPP 56-1164-9060

lctl

¿Te gustó este contenido?