El jefe al rescate

El Estadio Azteca se repone del traspié, luego de que Emilio Azcárraga emite una carta de disculpa

El jefe al rescate

Estimado fan, una buena marca es el resultado de años de trabajo, cuidado en la calidad de operaciones y servicio, además de una reputación positiva. Resulta sobresaliente que cuando algún departamento de la organización flaquea, aparezca el liderazgo que la saca adelante. Eso ocurrió con Emilio Azcárraga Jean, al rescate del Estadio Azteca.

El desenlace pintaba funesto tras la cancelación del partido entre los Chiefs y los Rams por al mal estado de la cancha debido a la mala decisión derivada de un detalle técnico simple, el tiempo de reposo que no fue el adecuado. El asunto se salió de control al sumarse la intensa actividad y factores ambientales. En una situación regular, nada de esto se hubiera complicado: el pasto híbrido dura más que el normal a decir de los proveedores que han colocado sus canchas en otros estadios en Italia, España e Inglaterra.

Al incumplirse el contrato de ejecución del partido de NFL, la organización estadounidense se retiró en un principio sin aceptar opciones de cambio de fecha. No se trataba de posponer o suspender sino el daño de imagen publica que se contrae ante una cancelación así, entre ellos compromisos contraídos por otras marcas de empresas privadas y hasta de la secretaría de Turismo y el Gobierno de la CDMX.

En la columna anterior, te expuse que las grandes marcas deportivas visualizan los riesgos antes de que ocurran, y cuestionaba lo insólito de que no aparecía una disculpa por ningún lado. Sin embargo, aparecería después la mejor versión posible de parte del jefe de Televisa.

Reconozco que hubo una inexcusable mala gestión de los problemas con el pasto de la cancha (…) Ofrezco una sincera disculpa, a título personal y a nombre de todos los que laboran en la administración del Estadio Azteca. Hemos aprendido de nuestro error y estamos decididos a enmendarlo, dedicó el presidente del consejo de administración de Televisa.

El documento modelo para otros casos posteriores para frenar el daño a la imagen por malas prácticas, tiene además otra virtud: está dedicado a la parte agraviada, la NFL, pero también a los fans, la parte más sensible del agravio: Tienen toda la razón. Comparto su enojo y frustración.

Hay conclusiones y aprendizaje, luego de que el propio Roger Goodell visitó México para acordar nuevas fechas y limar asperezas, reuniéndose con Azcárraga y el secretario de Turismo Enrique de la Madrid. Para que la disculpa tenga un mejor efecto debe dar señales de que sus empleados y colaboradores aprendieron la lección, y un nuevo conflicto de imagen debe descartarse de su presupuesto.

En otro tema, te comento con orgullo, estimado fan, que aparte de charlar contigo los viernes, de 14:30 a 15:00 horas en #ElHeraldoNoticias, con Jesús Martín Mendoza, también nos veremos en un nuevo programa, #DequéVa #ElHeraldoMagazine con Mariano Riva Palacio cada jueves, a las 11:00. ¡Aquí nos leemos y ahí nos vemos!

Por HÉCTOR QUISPE

TWITTER E INSTAGRAM
@HECTORQUISPE

¿Te gustó este contenido?