El INE, Segob y la Cédula de Identidad

Antes que echarla a andar deberían explicarnos por qué la izquierda que antes se opuso a ella, ahora la procura

Martha Anaya
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

¿Pierde autonomía el Instituto Nacional Electoral (INE) si entrega su base de datos a la Secretaría de Gobernación (Segob)?

José Newman Valenzuela, ex director del Registro Nacional de Electores (1980-1988), responde a la interrogante desde distintos ángulos:

Primero, arguye, tiene que quedar claro que el INE no es el dueño de la información de los mexicanos. Es depositario. Así que la pregunta, a su ver, es: quién le está pidiendo la información —y si tiene base jurídica para hacerlo— y el propósito para el que la requiere.

Por ministerio de ley —contesta el propio doctor en Matemáticas—, el área de Población y Migración tiene las facultades para ello. Ahora, esa información —según dice—, es para crear la Cédula de Identidad… Bueno, a mí me parece muy deseable, facilitaría todos los trámites.

Para Newman, el tema de la suspicacia sobre el uso de esos datos –que se los roben, por ejemplo— podría aplicar lo mismo a Segob que al propio INE (ya hemos visto el padrón en redes).

En cuanto al control que pudiera significar por parte del Estado sobre la población, alega, celular en mano: ¡Éste es el verdadero Big Brother…! Cualquier control de los estados totalitarios palidece frente a la información que tienen las tarjetas de crédito, Facebook, Twitter sobre nosotros.

Nuestro entrevistado ayer en El HeraldoTV recordó que se han hecho cuatro intentos por crear la Cédula de Identidad (la última, al final del gobierno de Fox y principios del de Calderón); se han expedido incluso algunas, pero finalmente fracasaron sin que sepamos realmente por qué y gastando millones.

A partir de ahí —y para alejar el sospechosismo—, el doctor Newman propone:

—Que el gobierno nos diga si está interesado realmente en la Cédula de Identidad y que nos dé sus razones.

—Que el gobierno, Morena (y partidos de izquierda) expliquen por qué antes se oponían y por qué ahora lo procuran.

La Segob, a su vez, podría explicarnos lo que pasó en los cuatro intentos anteriores. Todo eso está en sus archivos. Por qué no siguieron (¿faltó dinero, faltó voluntad, hubo problemas técnicos?).

Después de todas estas explicaciones, concluye Newman, que digan por qué quieren hacerlo ahora y cómo. Cuál es su plan, para tener así una garantía razonable de que esta vez va a funcionar y que no nos vamos a lanzar a la aventura como en ocasiones anteriores. En suma, desde su punto de vista, el INE no perdería autonomía compartiendo su información a la Segob y sí ayudaría muchísimo, como pie de cría, para la creación de la Cédula de Identidad (siempre y cuando convenzan las explicaciones que den)

•••

GEMAS: Obsequio del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat: Dicen que en tierra de ciegos, el tuerto es rey; y varios decían que el Seguro Popular servía porque pretendían que el pueblo de México acepte y se conforme con lo menos peor.

POR MARTHA ANAYA 

[email protected] 

@MARTHAANAYA

eadp

¿Te gustó este contenido?