El futuro del Frente pasa por Chihuahua

La confrontación entre el gobernador de Chihuahua y el gobierno federal dominó parte de la conversación política de la semana

El futuro del Frente pasa por Chihuahua

La confrontación entre el gobernador de Chihuahua y el gobierno federal dominó parte de la conversación política de la semana. Lo que vendrá en el futuro será definido mañana mismo.

Javier Corral, al igual que otros gobernadores electos en 2016, llegó al puesto gracias a la promesa de meter a la cárcel a su antecesor, el priista César Duarte. La fiscalía chihuahuense ha armado un robusto expediente con la trama de corrupción en la anterior administración, que al día de hoy mantiene en prisión o bajo proceso a más de una decena de colaboradores del exmandatario. Pero aún le falta tener al otro Duarte tras las rejas para cumplir con lo ofrecido en campaña. Ante esa situación y otros problemas sin resolver (como la violencia que deja 17 muertos diariamente en la entidad) Corral decidió hacerle la guerra a la administración de Enrique Peña Nieto con el argumento de la retención de más de 700 millones de pesos por parte de la Secretaría de Hacienda como una represalia por sus acciones contra la corrupción del PRI.

Al tomar ese rumbo, Corral le está dando la razón a quienes aseguran que convirtió un asunto legal en un tema político, llevándose de frente a los chihuahuenses. Y eso lo confirmará cuando este domingo encabece una reunión informativa en la Plaza Mayor de Chihuahua capital, acto para el cual el PAN estatal prepara el acarreo de simpatizantes. Se prevé además que uno de los oradores sea Gustavo Madero, coordinador ejecutivo del gabinete, quien desea convertirse en senador, aunque de acuerdo a encuestas, en las preferencias se encuentra por debajo de los exalcaldes Juan Blanco y Carlos Borruel.

Madero y Corral forman parte de la autoría del frente opositor al PRI. Fueron ellos quienes en agosto pasado convocaron en el Museo Casa Chihuahua a políticos e intelectuales para crear una coalición que impidiera la repetición de una presidencia priista o la llegada de López Obrador. Por este antecedente, lo que pase ahora en ese estado incidirá directamente en la precampaña de Ricardo Anaya, quien por alguna razón no ha utilizado el episodio como parte de sus actos públicos. Y hasta anoche, el dirigente panista Damián Zepeda no tenía contemplado acudir al acto convocado por el gobernador, toda vez que ya tenían programada sesión del consejo nacional.

Más allá de que los chihuahuenses se han puesto como objetivo terminar con la discrecionalidad con la que se reparten participaciones federales, políticamente hablando esta disputa la ganará aquel bando que caiga en menos provocaciones. O aquel que domine más su ego, característica en la que lleva desventaja el gobernador Corral.

 

CONTRASEÑA: Aunque esperó a esta semana para hacerlo público, la decisión de renunciar al PAN fue tomada por Javier Lozano hace un mes, cuando pactó su llegada al equipo de campaña de José Antonio Meade. Más de 20 días estuvo aguardando el momento para hacerlo oficial.

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro