El futuro de Pepe Toño

Anaya empaquetó con precisión milimétrica los campos en los que Pemex ya no podía invertir y los lanzó al nuevo modelo de financiación de “farmouts”


Crece la versión de que, una vez decidido el futuro del Secretario de Hacienda, José Antonio Meade —ya sea para la candidatura presidencial del PRI o para gobernar el Banco de México—, el perfil más idóneo para reemplazarle será el de José Antonio González Anaya, el actual director de Pemex, quien es parte del grupo de técnicos económicos que han dado estabilidad al país, pero que incluso es, de alguna suerte, su sigilosa cabeza. Todos los tecnócratas lo ven hacia arriba y con respeto, me dice un empresario con conocimiento del tema.

El trabajo de González Anaya ha sido impecable. Primero instrumentó los recortes ordenados por Hacienda, cosa nada fácil, tomando en cuenta, por ejemplo, que hubo uno de 100 mil millones de pesos. Pero más importante aún, empaquetó con precisión milimétrica los campos en los que Pemex ya no podía invertir y los lanzó al nuevo modelo de financiación conocido como farmouts, gracias al cual inversionistas extranjeros se asocian a la empresa mexicana e inyectan recurso fresco para seguir explotando campos de hidrocarburos con potencial de producción garantizado.

Ayer Pemex dio a conocer un análisis de los farmouts adjudicados, y dijo que había obtenido de las licitaciones un monto de $2 mil 513 millones de dólares, limitando su inversión al 23 por ciento de su presupuesto para este año, y logrando que las empresas asociadas —BHP Billiton, Cheiron Holdings y DEA Deutsche— inyecten recurso a estos campos, mientras el Estado se embolsa más de $93 millones de dólares.

Pepe Toño tiene una claridad para presionar dos o tres botones y hacer que las cosas funcionen. Eso es lo que está ocurriendo con las asociaciones múltiples que está buscando para la petrolera. De hecho, en adición a los farmouts, la firma prepara dos asociaciones con Infra y con Linde para mejorar la producción de hidrógeno que tiene en Cadereyta, según reveló Bloomberg hace unos días.

Hay quien ubica a Pepe Toño en el Banco de México en caso de que el secretario Meade sea postulado por el PRI a la presidencia. Es posible, y sería uno de los finalistas, junto con Alejandro Díaz de León, para sustituir a Agustín Carstens. En cualquier caso, su comprensión de la política monetaria y su capacidad de gestión al mando de decenas de miles de personas (antes de Pemex encabezó el IMSS), lo convierten en puntero para cualquiera de esos encargos.

PROMÉXICO en ITALIA

Paulo Carreño ya encontró la cuadratura: misiones empresariales de alta precisión. A Italia envió 10 Pymes variadas, tipo Metalistik (una de esas firmas multipremiadas pertenecientes a clústeres automotrices).

F1 CALIENTA MOTORES

Más prudencia en el marketing este año, pero ya se escucha el rugir de los monoplazas. La marca Infiniti será de las más activas. Su alianza con Renault Sport ya está haciendo ruido.

COLUMNA ANTERIOR: Efectos en el PIB sin TLCAN

motacarlos100@gmail.com

@SoyCarlosMota

 

¿Te gustó este contenido?