El fracaso de las becas

Los datos más recientes proporcionados por la titular de la Secretaría del Trabajo, Luisa María Alcalde, hacen previsible que el balance de Jóvenes Construyendo el Futuro quedará muy lejos de las metas planeadas

Lorena Piñón
Lorena Piñón Rivera / Columnista /Secretaria de Gestión Social del PRI/ Opinión de El Heraldo de México

Andrés Manuel López Obrador ofreció un sistema de becas económicas dirigidas a jóvenes que no estudian ni trabajan. Ya en ejercicio, presentó Jóvenes Construyendo el Futuro, en el que se aclaró que se pagarían tres mil 600 pesos mensuales por un año a jóvenes que estuvieran desocupados, con el propósito de que se capacitaran para adquirir habilidades y ser promovidos a un empleo.

Esta determinación hizo que en comparación con 2018, la Secretaría del Trabajo (ST) pasó de ejercer cuatro mil 36 millones de pesos a 43 mil 269 millones de pesos en 2019. Esto significó un aumento de 971 por ciento, principalmente por la creación de este programa de atención al segmento más vulnerable de la juventud mexicana.

Así fueron convocadas empresas, profesionistas y trabajadores independientes para que registraran el número de aprendices que podían acoger y notificaron ante la ST su plan anual de capacitación.

El punto es que con el transcurrir de los meses, muchos testimonios periodísticos exhibieron que había desde tutores que de plano los usaban como mano de obra barata sin el menor interés de capacitarlos, hasta de plano los abusivos que les piden moche a los jóvenes desocupados para mantenerlos becados.

La primera frase de la introducción del Plan Nacional de Desarrollo de la actual administración establece puntualmente que: La Constitución Federal ordena al estado mexicano velar por la estabilidad de las finanzas públicas y del sistema financiero.

Los datos más recientes proporcionados por la titular de la ST, Luisa María Alcalde, hacen previsible que el balance de Jóvenes construyendo el futuro quedará muy lejos de las metas planeadas y la inmensa mayoría de las becas quedarán solamente como gasto corriente.

De acuerdo con Alcalde, hay un millón 3 mil becarios, de los cuales únicamente 15 mil han podido obtener una plaza laboral, cifra que representa 1.5 por ciento de jóvenes que han logrado el objetivo de ocuparse. Si bien es cierto que el programa tiene previsto que la opción de ser promovidos justo hasta culminar el año, las expectativas no son buenas, por lo que se puede anticipar que un alto porcentaje dejará de recibir su beca sin lograr la meta del programa.

Esta opacidad y la expectativa de una baja eficiencia terminal de Jóvenes construyendo el futuro, seguro fue calculada por el Secretario de Hacienda Arturo Herrera, por lo cual el presupuesto de la ST durante la próxima anualidad será un 33 por ciento menor. Ante el inminente fracaso de estas becas, Alcalde ha afirmado que en 2020 apenas piensa en becar medio millón de jóvenes.

No hay que perder de vista que la economía del país está en un crecimiento del 0.1 por ciento, por lo que el fracaso de este programa es EN REALIDAD que el aparato productivo se encuentra estancado. Suponiendo que todos los becarios hayan concluido su capacitación de manera sobresaliente, aun así saldrán frustrados en sus intenciones, simplemente porque el gobierno no ha generado el millón 3 mil empleos que se necesitarían para asignarlos a estos jóvenes.

Consummatum: El presidente del PRI Alejandro Moreno ha solicitado que se aclare el método electivo en la CNDH. Si un órgano autónomo pierde su independencia, se consolida el autoritarismo.

POR LORENA PIÑÓN RIVERA
SECRETARIA DE GESTIÓN SOCIAL DEL PRI
@LORENAPIGNON



lctl

¿Te gustó este contenido?