El efecto Venezuela

Nicaragua, Bolivia y Cuba están nerviosos por la presión de EU contra el régimen de Nicolás Maduro

Alejandra Martínez / Coeditora Orbe
Alejandra Martínez / Coeditora Orbe / EL HERALDO DE MÉXICO

La creciente presión mundial, principalmente de Estados Unidos, contra el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela ha puesto nerviosos a los integrantes del llamado eje bolivariano.

Y es que además de Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Cuba están en la mira de los norteamericanos por sus prácticas antidemocráticas y violaciones a los derechos humanos.

En 2017, tras el llamado a una Asamblea Constituyente en mayo, en Venezuela se desató una ola de protestas que dejaron al menos 157 fallecidos. La crisis política derivó en elecciones presidenciales plagadas de irregularidades, en las que no se permitió participar a los principales partidos de oposición —los líderes más destacados estaban presos o tenían prohibido postularse—.

En consecuencia, Maduro, exchofer de autobús, se reeligió sin el reconocimiento del mundo democrático.

En los 20 años de chavismo al menos 60 medios de comunicación han cerrado, obligados con tácticas como imposición de multas exhorbitantes, restricción de recursos como papel, y amenazas.

Además, Venezuela enfrenta la peor crisis económica en su historia, con una inflación que se espera sea de 10 millones por ciento este año, y que ha llevado a tres millones de personas al exilio.

En ese sentido, de los países del eje bolivariano, Nicaragua es quien parece seguir los pasos de Venezuela. En abril de 2018 el anuncio de reformas al instituto de Seguridad Social desataron movilizaciones que dejaron 545 muertos. La represión llevó a prisión a unos 700 presos políticos; en diciembre pasado se reportaron allanamientos a ONG de derechos humanos y a medios de comunicación.

Ante lo que parece ser el temor de que una intervención militar de EU ocurra en Venezuela, y que su régimen sea el siguiente, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, anunció un diálogo con la oposición —en él no han habido avances importantes— y liberó a 100 presos políticos de bajo perfil.

El siguiente en la lista es Evo Morales, el primer presidente indígena de Bolivia que llegó al poder en 2006 y que busca un cuarto mandato.

La Constitución limita la reelección; no obstante, el Tribunal Electoral reconoció a Morales su derecho a reelegirse indefinidamente. Esa decisión fue considerada como el inicio de una dictadura en Bolivia, desde entonces han habido protestas por la negativa de Evo de dejar el poder.

Este febrero, las movilizaciones se reactivaron, con pancartas que rezaban Maduro tiene los días contados, Evo también, la oposición reavivó la presión, y la intención de voto a favor de Evo ha caído (30%).

En tanto, en Cuba hay es una creciente preocupación por su economía. El subsidio Venezolano ha ayudado a sobrevivir al régimen comunista en los últimos 20 años, ahora Miguel Díaz-Canel ha suavizado la política económica.

No es fortuita la feroz defensa que estos países han emprendido por Maduro, porque si uno cae, la caída de los demás es inminente.

[email protected]

@ALEJANDRAMTZ_87

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo