El dinero (para AMLO) está en las Afores

Una característica fundamental del sistema es que cada afore tiene amplios grados de libertad para invertir

El dinero (para AMLO) está en las Afores

La semana pasada el Presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) Carlos Ramírez dio a conocer que el saldo acumulado del dinero de los trabajadores mexicanos en las afores llegó a una cifra récord de 3.4 billones de pesos. La cifra precisa, al cierre de julio, con todos los dígitos, es de MXN $ 3,371,564,000,000.00 Eso es lo ahorrado por los mexicanos para su retiro. Ramírez dijo que la cifra se duplicó en 5 años.

A lo largo del tiempo las afores han elegido para ese dinero las mejores alternativas para que los mexicanos obtengan rendimientos atractivos. Esto incluye la inversión en valores nacionales y extranjeros. Sin saberlo, los trabajadores mexicanos han comprado todo tipo de instrumentos: desde deuda gubernamental (Cetes, Udibonos, reportos), hasta deuda y acciones de empresas mexicanas y extranjeras de bebidas, alimentos, cemento, etc.

Una característica fundamental del sistema es que cada afore tiene amplios grados de libertad para invertir de acuerdo al régimen de inversión permitido por la autoridad y a los rendimientos que busca obtener para sus clientes, a fin de sobresalir de otras afores (cualidad básica del sistema de libre competencia, porque el trabajador se puede cambiar a otra afore con mejores rendimientos). En adición, es perfectamente factible que una pequeña inversión salga mal y se pierda un poco de dinero. Sin embargo, en general, todas las afores, históricamente, han ganado, y con ellas sus clientes.

Pero hay un riesgo de otra naturaleza. ¿Cuál es? Que el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador se vea tentado a cambiar una parte del régimen de inversión de las afores y obligue a que ese dinero sea reorientado para sus prioridades (infraestructura, proyectos sociales, etc.).

Esa tentación puede crecer conforme avance el próximo sexenio. ¿Por qué? Porque, como ha dicho el Presidente Electo, no se cobrarán más impuestos; porque la reconfiguración de Pemex y la CFE tardará; porque no todos los empresarios convocados querrán participar en los proyectos de AMLO; y porque es nacionalista decir que el dinero de los trabajadores mejor debe financiar proyectos en México en lugar de financiar a entidades extranjeras.

Así que ahí está. Esa es la tentación de $ 3.4 billones de pesos del próximo gobierno. El saldo está creciendo… y basta con que Morena pase una ley en el Congreso para redireccionar esos recursos.

JOEL AYALA Y ROCÍO NAHLE

El líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado Joel Ayala ya ha declarado que él propone que se use el dinero de la Afore Pensionissste para las refinerías de AMLO. Y la próxima Secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo ya que una Asociación Público-Privada sería la última opción para financiarlas. Así que el camino se está arando….

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano