El coro

El 9 de junio de 2019 Rafael Nadal, La Bestia, de 33 años, obtuvo su título 12 sobre la arcilla de Roland Garros

Columna De Leyenda / Gustavo Meouchi / El Heraldo de México
Columna De Leyenda / Gustavo Meouchi / El Heraldo de México

Poco hay que agregar a la contundencia de esos hechos, salvo que esta historia no se escribe en solitario, va en coro.

Rafa obtuvo el pase a la final derrotando a Federer. El actual poseedor del récord de Grand Slams, luego de ser abatido, declaró que era imposible ganarle al español. Roger tiene 38 años y hace dos, contra todo pronóstico, obtuvo el título 20 que le da su actual ventaja de dos sobre Nadal.

El suizo ha obtenido mejores resultados en Wimbledon, así que si, pese al pronóstico, se impone en Londres, habrá ampliado un poco su ventaja. Recordemos que Nadal ha tenido un año difícil, varias lesiones han complicado su desempeño físico y mental. En una entrevista reciente dijo que había tenido que elegir entre renunciar y cambiar su actitud; con mucho esfuerzo logró esto último.

Así que Roger y Rafa continúan con el duelo que han sostenido durante más o menos 15 años. Es cierto que, en teoría, el español trae la ventaja de la edad, pero ya antes le habíamos escatimado nuestra fe a Federer con malos resultados, por lo que hay que disfrutar esta rivalidad.

Las voces de estas dos leyendas vivas no son las únicas que componen esta armonía. Una parte importante la aporta el serbio Novak Djokovic, de 32 años. A la fecha acumula 15 títulos, y tras el cierre de la temporada 2018 se encuentra clasificado en el primer puesto del ranking ATP de tenistas individuales. Él completa la triada de los mejores tenistas de todos los tiempos; todos de la misma generación, su generación.

Los triunfos en los tres casos cada vez son más difíciles de alcanzar y, por ende, tienen mayor mérito; basta ver cómo Nadal se desplomó sobre la arcilla, al término del partido del domingo, para comprender su euforia, sí, y también su alivio, el esfuerzo que realizaba era enorme. Cada uno apoyado en sus fortalezas y cuidando sus áreas bajas, utilizan la estrategia para maximizar sus resultados; el retiro se acerca inexorable, pero su compromiso sigue firme.

El contrapunto lo completa la siguiente generación. Dominic Thiem, austriaco de 25 años que sacó a Djokovic de la final y le puso las trancas más altas a Nadal; él es el único que le ha ganado al español en la arcilla en los últimos tres años. Pese a su derrota, y a perder una sólida posibilidad de obtener su primer Grand Slam, tiene el reconocimiento del mundo del tenis, y Nadal le ha dicho que, aunque siempre duele perder, ante él no le importaría. Son grandes tiempos para Thiem, está siendo formado por los tres monstruos que se han apoyado uno a otro para forjar su legado, y ahora lo impulsan a él.

En el deporte, como en la vida, no se tiene certeza sobre el futuro, pero sí está claro que es momento de replantearnos nuestra visión de los deportes en solitario, porque al final nos demuestran que la competición es gregaria, se hace en conjunto y sólo así puede dar sus mejores frutos.

 

POR GUSTAVO MEOUCHI

GUSTAVO MEOUCHI

@GMOSHY67

¿Te gustó este contenido?