El candidato a Corte

El Senado inicia hoy las entrevistas para encontrar al sustituto del ministro Cossío Díaz

Alfredo_Gonzalez
Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Esta semana se define el nombre del candidato que suplirá al ministro José Ramón Cossío Díaz, quien trabajó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación durante 15 años. Sin embargo, el proceso no ha estado exento de ataques contra los aspirantes, con todo y que son propuestas de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Los tres postulantes: Loretta Ortiz, Celia Maya García y Juan Luis González Alcántara Carrancá tienen posibilidades de llegar por sus vínculos con el círculo de poder, aunque González Alcántara ha sido el más cuestionado por su desempeño como presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF.

Un caso que lo persigue y fue revivido por periodistas y feministas, es el del ex ministro Genaro Góngora Pimentel, quien se vio involucrado en una controversia familiar con su ex esposa, hace más de seis años.

En aquel momento, diferentes instancias negaron la razón a la mujer. No por desacreditarla a ella, sino porque no había elementos. El caso, en primera instancia, tocó juzgar y fallar al entonces magistrado Juan Luis González, pero fue cuestionado por eso.

Sin embargo, la última sentencia la tuvo la juez primero de Distrito en Materia Civil, Irma Rodríguez Franco, quien ratificó la decisión a favor de Góngora. También intervino la CNDH y tampoco encontró alguna violación a las garantías de la mujer, y la investigación se cerró.

En ese contexto, a partir de este lunes inician las reuniones formales del Senado para elegir al nuevo integrante de la Corte.

Uno de los argumentos en contra de Juan Luis, es que decidió a favor de Góngora en razón de su amistad; sin embargo, recordemos que ni la juez de Distrito ni la CNDH encontraron irregularidades.

Se ha dicho además que fue presidente del Tribunal Superior de Justicia, cuando AMLO era jefe de Gobierno. Lo cierto es que fue elegido por los magistrados muchos meses antes de la elección de julio de 2000, en la que ganó el entonces perredista.

Además de eso, me hacen saber que González Alcántara trae apoyos de panistas y priistas, pues los conoce como juzgador años atrás. Cuando toda la justicia era priista.

En enero del año 2000, fue elegido venciendo a un candidato abiertamente apoyado por la entonces Secretaría de Gobernación.

Se opuso a las inercias del pasado, defendió la autonomía y decidió contender, obteniendo la mayoría de los sufragios.

Se convirtió en presidente del Tribunal, prácticamente un año antes de que Andrés Manuel López Obrador llegara a ser jefe de Gobierno de la ciudad.

Después de toda esta historia, queda claro que Juan Luis González Alcántara Carrancá saldó todos sus pendientes y despeja cualquier duda sobre su desempeño e integridad. Los senadores tienen la última palabra.

 

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Ser bueno es fácil; lo difícil es ser justo.

 

[email protected]

@alfredolez

¿Te gustó este contenido?