El camino al infierno

Los demócratas con el dominio del equivalente en México de la Cámara de Diputados, deberían ser un contrapeso fuerte. No lo son

Armando Guzmán /  El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México
Armando Guzmán / El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México

En Washington la gente con poder esta escandalizada. No saben que bando tomar.

El de los traidores, que bajo el radar están conspirando por todo Estados Unidos para tirar a Donald Trump, o el de los ilusos que lo siguen adorando y que a pesar de todo siguen dándole también, un solido 88% de aprobación nacional.

¿Aprobación? ¿Están ciegos? 1.- Wall Street se esta derrumbando. 2.- Ya tenemos una guerra comercial contra los chinos. 3.- Trump ningunea y sobaja con insultos a su propio presidente de la Reserva Federal y con eso asusta al dinero. 4.- Su manipulada Corte Suprema se salta la decencia y derecho negándose a levantar la prohibición a los refugiados de hacer efectivos sus derechos de asilo. Y, 5.- Su Senado republicano tiene paralizadas cientos de nuevas leyes.

Ahora olvídese del historial de incompetencia de los fracasos de Trump y del caos a su alrededor y sorpréndase de la criminalidad que marca a esta Presidencia. Su exasesor de seguridad nacional, su jefe de campaña y su abogado personal, en la cárcel por delitos graves. A la vez que Trump y sus familiares y asesores siguen mintiendo sobre sus negocios con Rusia.

Pero no hay peor sordo que el que no quiere oír. Trump nos lo advirtió hace 3 años cuando anuncio en la Convención Nacional Republicana antes de las elecciones de 2016… I alone can fix it- Sólo yo lo puedo componer. Y nosotros, los ilusos, que pensamos que era retórica de campaña. Ahora ya con el beneficio del tiempo, hay poderosos que temen que el piso se este resquebrajando bajo sus talones. La razón; Trump no lo esta haciendo solo, sino con un montón de psicópatas que lo rodean.

Los demócratas con el dominio del equivalente en México de la Cámara de Diputados, deberían ser un contrapeso fuerte. No lo son. En lugar de gobernar quieren ser los verdugos que en la plaza publica jalen la palanca de la guillotina y en el proceso se estorban y tropiezan unos con otros y, más que amenaza, son una comparsa.

Anthony Scaramucci, traído de Nueva York por Trump y que duró 11 días como su Director de Comunicaciones, anda suelto por las calles tratando de convencer a los republicanos con poder y dinero en las manos, de unirse a el para declarar a Trump incompetente y quitarlo de la Presidencia. Pero estas buenas intenciones no encuentran seguidores.

Sí, todos admiten que el Presidente no parece tener todas las canicas en su lugar, pero el miedo les impide enfrentarse a él. Uno de ellos me dijo el viernes, … ¡Estas loco! Nadie se le va a enfrentar porque la gente lo va a reelegir. Y mi republicano amigo siguió diciendo ¿Tú deveras crees que en noviembre del año próximo, alguien va a decir: Te acuerdas del 14 de agosto cuando la bolsa se cayó 800 puntos? No, al contrario, van a recordar los 4 años de atropellos de Trump y van a querer que el baile siga… y van a votar otra vez por él.

Conclusión: Le digo, el camino al infierno esta pavimentado de buenas intenciones.

 

Por Armando Guzmán 

*Periodista

[email protected]

@armandoreporta

abr

¿Te gustó este contenido?