El búnker de la certidumbre

Una treintena de científicos procesarán la información del conteo rápido presidencial; el resultado, a las 23:00 hrs

El búnker de la certidumbre

 

Pase lo que pase y gane quien gane, el INE dará a conocer el nombre del ganador de la elección presidencial el 1 de julio. Esta vez, a diferencia de otras elecciones y malas experiencias (como la de Coahuila, en 2017), el organismo tiene todo dispuesto: la logística, la tecnología y los recursos humanos para evitar contratiempos. El día D, los mexicanos conoceremos el nombre del próximo presidente, el de ocho nuevos gobernadores y el de la jefa o jefe de Gobierno de la CDMX.

Un comité científico del INE, conformado por 30 personas, entre actuarios, matemáticos y expertos en estadística, se encerrará en un búnker para procesar los resultados de 7 mil 700 casillas que servirán como muestra para la realización del conteo rápido. Este batallón de científicos no tendrá contacto con el exterior.

Estarán completamente aislados en instalaciones del INE para evitar que se contamine con cualquier tipo de información. No contarán con internet ni telefonía celular. La única comunicación será mediante una línea directa con dos oficinas: la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral y la Dirección Ejecutiva de Capacitación.

Toda la información de las casillas usadas para el conteo rápido será procesada en un sistema autónomo del INE, creado ex profeso. Y como no estará conectado a ninguna red exterior, no existe riesgo de hackeo o manipulación externa. Las autoridades electorales tienen previsto que, una vez cerrados los centros de votación, alrededor de las 18:00 horas, la información fluya de inmediato para que a las 23:00 o antes, si es posible, se pueda dar a conocer.

Se planea que a esa hora el presidente del INE, Lorenzo Córdova, dé a conocer el nombre del candidato presidencial ganador, y los titulares de los organismos electorales locales hagan lo propio con las contiendas para gobernador.

Desde las más altas esferas del máximo órgano electoral nos dicen que esta vez el árbitro electoral no va a desaparecer. No habrá vacíos de información con todo y la complejidad que envolverá a la elección más grande de la historia. En Viaducto Tlalpan también tienen claro que no se permitirán proclamaciones anticipadas de los candidatos.

Y si eso ocurre, el Instituto les jalará las orejas las veces que sean necesarias. En pocas palabras, desde el despacho del consejero presidente nos dicen: la autoridad está y estará presente antes, durante y después de la jornada electoral.

 

A pesar de Mikel Arriola, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, conocido como el Príncipe de la Basura, mantiene el control del PRI en la CDMX. Logró imponer a uno de los suyos, Tonatiuh González, como número uno en la lista de candidatos a diputados plurinominales por la ALDF.

 

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Lo que los hombres realmente quieren no es el conocimiento, sino la certidumbre

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano