El boxeo, unido por Adonis Stevenson

El mundo del boxeo se ha unido de manera increíble toda esta semana con una gran cantidad de mensajes de solidaridad para Stevenson, quien se encuentra en coma inducido

Mauricio Sulaimán / Recuerdos de José Sulaimán / El Heraldo de México

El pasado sábado primero de diciembre se vivió una jornada llena de emociones en diversos cuadriláteros del mundo.

En Quebec, Canadá, el entonces campeón mundial del peso semicompleto del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Adonis Superman Stevenson, sostuvo un combate espectacular ante el campeón mundial interino y retador oficial, el ucraniano Oleksandr Gvozdyk.

Stevenson se encontraba arriba en las tarjetas de los jueces, y durante el undécimo round, el retador tuvo una reacción brutal que lastimó y noqueó al campeón, quien perdía su título mundial, tras cinco años de reinado.

En el Staples Center, de Los Ángeles, California, el campeón mundial peso completo de nuestro organismo, el estadounidense Deontay Bronze Bomber Wilder sostuvo en combate épico contra el invicto ex campeón mundial, el inglés Tyson Fury.

Deontay Wilder tuvo que sacar el coraje de lo más profundo de su ser, y así derribar en el doceavo round a Fury, quien se levantó milagrosamente cuando el réferi contaba nueve, y gracias a esa caída, rescató el empate, que le permitió conservar el campeonato mundial de peso completo.

Fue tan emotiva esta función que el mundo se unió para pedir una segunda pelea entre ellos, y el Consejo Mundial de Boxeo votó a favor en sancionar una revancha directa entre ambos.

Mientras el mundo celebraba estos dos combates del más alto nivel, llegó la noticia que Adonis Stevenson fue ingresado urgentemente en el hospital, y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

El mundo del boxeo se ha unido de manera increíble toda esta semana con una gran cantidad de mensajes de solidaridad para Stevenson, quien se encuentra en coma inducido, y está en el proceso de despertar; esperemos que reaccione favorablemente.

Este accidente del ring es un llamado de atención para todos los que estamos en este deporte y, sin duda alguna, nos lleva a la reflexión para entender que no podemos bajar la guardia y debemos seguir buscando la manera de hacer el boxeo más seguro para nuestros peleadores.

Este es el primer accidente en una pelea titular de nuestro organismo desde aquel combate entre Nigel Benn y Gerald McCllelan, en 1995.

El boxeo ha avanzado muchísimo en la seguridad, y estamos convencidos, que decenas o cientos de vidas se han salvado, gracias a los cambios en las reglas que don José Sulaimán instituyó desde los años 70.

Hemos iniciado un protocolo para que la información que recabemos nos pueda ayudar a encontrar indicios de lo sucedido a Stevenson, y así buscar medidas que puedan dar forma a nuevos procedimientos de seguridad.

Todos los integrantes de nuestra oficina en la Ciudad de México acudimos a la Basílica de Guadalupe, y tenemos una veladora prendida por Adonis.

Todos los campeones en el CMB, y cientos de boxeadores en el mundo se han unido en cadenas de oración.

Visitaré a Adonis este próximo miércoles, en Quebec, y Dios mediante, estará ya consciente.

Anoche se celebró una cartelera de boxeo en Los Ángeles, con títulos mundiales femeniles, en algo histórico para nuestro deporte.

Esta función también es trascendental, pues se trató de la última cartelera de HBO, tras 46 años de transmitir boxeo, en la que cierran su programación.

Es, sin duda, un cambio enorme en la estructura mundial del boxeo y del deporte mundial.

ANÉCDOTA DE HOY

Mi papá dedicó su vida a cambiar el reglamento para buscar la manera de proteger a los boxeadores.

El boxeador es un guerrero, y es capaz de ir más allá de los límites humanos y jamás rendirse en el cuadrilátero.

Es por eso que el organismo tiene la responsabilidad de imponer reglas para su cuidado.

Tras tres años de estudios médicos en el hospital UCLA de Los Ángeles y el Consejo Mundial de Boxeo, se modificaron las peleas del campeonato mundial, al bajarse de 15 a sólo 12 rounds.

Recuerdo estar en la sala de mi casa cuando mi papá regresó de la pelea entre Milton McCrory y Colin Jones que se llevó a cabo en Las Vegas, Nevada, el 19 de marzo de 1983, la cual es recordada por ser ésta la primera que se celebró a 12 rounds.

Esta regla le quitó tres minutos de comerciales a las televisoras, precisamente en los rounds más dramáticos, por lo que también el público reclamó agresivamente que se les hayan quitado esos tres episodios, que era cuando el mayor drama se vivía.

Mi papá nos comentó con incertidumbre su preocupación de que quizás había tomado una decisión equivocada, y nos contó que cuando se anunció dicha pelea a 12 rounds, él recibió la peor abucheada de la historia…

Un par de meses después, sucedió una tragedia en una pelea de otro organismo y el boxeador sudcoreano Kim Duk-Koo falleció tras la brutal función ante el pugilista estadounidense Ray Mancini, que terminó precisamente en el round número 14.

Fue entonces que el mundo entendió ese cambio que ha salvado muchas vidas, el cual le permite a los boxeadores de hoy vivir dignamente después de los años en el ring, pues ya no son lastimados como se dio durante décadas. En esos últimos tres rounds de una pelea, aparece la deshidratación y la fatiga, las cuales generan una combinación mortal al recibir golpes.

 

Por MAURICIO SULAIMÁN

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual