El arte es una experiencia, no una imagen

El más grande evento de arte en el mundo, la Bienal de Venecia, abrió su 58 edición bajo el nombre: “que vivas en tiempos interesantes”, una idea que nos invita a reflexionar sobre la complejidad del momento humano

Lilia Soren / La fuente / El Heraldo de México
Lilia Soren / La fuente / El Heraldo de México

Lo más interesante de esta edición es la forma como su curador, Ralph Rugoff, trajo a la mesa lo paradójico que es nuestro mundo. Se busca la paz, pero también el poder; se tiene información en segundos, pero estamos lleno de noticias falsas; se buscar el amor, pero privilegia la satisfacción personal. Estamos perdiendo por completo la capacidad de discernir entre lo real y ficticio.

El objetivo de la muestra es traer obras de todo el mundo abiertas a miles de interpretaciones y generar una conversación abierta. No me interesaban las obras de arte que promovían un punto de vista particular, reafirma el curador.

OTRO PUNTO A DESTACAR ES LA NOTABLE PARTICIPACIÓN DE PINTURA.

Me sorprendió ver la lista de artistas vivos del pincel, de los más populares en esta década: Georg Baselitz, Arshile Gorky, Helen Frankenthaler o Luc Tuymans. no está demás darse un clavado y conocer mejor su obra.

Por último, celebro el protagonismo femenino. ¿Será real que se acabó la era del hombre y llegó la de la mujer? La primera pieza de realidad virtual realizada para la Bienal es de la francesa Dominique Gonzalez-Foerster. Y cierro con una frase de la artista: el arte es hoy más intenso como experiencia que como imagen, y eso sin duda es la Bienal de Venecia.

Georg Baselitz, Schlafzimmer (Bedroom, 1975).

Por LILIA SOREN

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo