El ángel y la lucha

Desafortunadamente, muchos son los casos de grandes prospectos que se pierden o desvanecen por dificultades económicas y por falta de respaldo de sus familias

Buddy Greco / Estilo Greco / El Heraldo de México

La preparación de quien pretende ser parte de la lucha libre y lograr debutar, es fundamental. Los filtros más las penurias, que en muchos de los casos los aspirantes a gladiadores pasan, no son garantía de lograr el debut deseado y menos de llegar al éxito que para muchos es pertenecer a una empresa de renombre.

Desafortunadamente, muchos son los casos de grandes prospectos que se pierden o desvanecen por dificultades económicas y por falta de respaldo de sus familias. Otros casos son los que logran presentarse y no obtienen el apoyo de quienes programan en las empresas, acabando con carreras de grandes prospectos que se pierden en la desilusión de ver su sueño frustrado por un tercero.

Deseos y ganas, ingredientes fundamentales para buscar labrar un camino en el difícil y celoso medio de la lucha libre. No cabe duda que cada quien habla de cómo le fue en la feria. Sin embargo, es importante destacar que, para quienes la pasión es el eje de pertenecer al pancracio, la historia se los reconoce y aún más el público.

Como en casi todas las actividades, existen casos contados y soñados, esos que logran el momento mágico y único, de debutar; conseguir pertenecer a una empresa y obtener un lugar en ella, pero además conectar con el afecto del público, sin que importe el bando al que pertenezca el rompe huesos. Sin duda, ésos son la fuente de inspiración para los nuevos prospectos y el sostén de quienes no claudicarán en su sueño, por el puro placer de desenvolverse en su pasión.

Por Buddy Greco

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo