El acuerdo EU-México, visto sin pasiones

Las condiciones de este lado, en América, no son las mejores. Este acuerdo parece hundir a México

Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México

Se ha hablado mucho, con interpretaciones sesgadas, de los resultados del acuerdo entre los gobiernos de México y Estados Unidos, pero poco se han revisado algunos datos como los que destaco a continuación:

Las solicitudes de asilo político que tiene EU, principalmente de centroamericanos, de acuerdo con fuentes fidedignas de la embajada estadounidense en México, son más de 800 mil y pueden tardarse de cuatro meses a seis años en obtener una respuesta por parte del gobierno de Donald Trump.

Esta situación contemplada en el artículo Migrant Protection Protocols cambia la perspectiva de quienes festejan y dan maromas para interpretar como un logro positivo haber aceptado la medida de que los migrantes centroamericanos en vez de ser retornados a su lugar de origen se queden en nuestro país, y de cuya situación México deberá hacerse 100 por ciento responsable.

No dude que el gobierno de Estados Unidos, después del acuerdo del viernes, si se le puede llamar así, intensificará sus redadas en los estados norteamericanos, así como en la frontera —pues en la Ciudad de México y otros estados de nuestro país, uno puede encontrarse a salvadoreños u hondureños pidiendo monedas para sobrevivir—, y la pregunta que debemos hacernos es ¿qué va a pasar con ellos?

Por supuesto que debemos ser sensibles al dolor y sumarnos a la lucha de las demandas de quienes sufren las peores consecuencias de la desigualdad mundial, pero en todo caso la protección a los derechos humanos de ese sector de la comunidad internacional debe ser atendida de manera compartida.

¿Qué ocurrirá con todos esos indocumentados que buscan un mejor nivel de vida? ¿Se les van a dar becas aquí? ¿Trabajo? ¿Cómo van a sobrevivir en México los que han solicitado asilo mientras esperan respuesta del gobierno de Trump? ¿En serio creemos que las autoridades estadounidenses analizarán esas solicitudes y les concederán el asilo así como así? ¿Qué va a pasar cuándo el gobierno estadounidense, al llevar las solicitudes al máximo plazo, les niegue las visas? ¿Esos migrantes volverán a su lugar de origen?

Quizá por eso Trump amaneció de buenas este sábado y tuiteó halagos a México antes de revelar, por si fuera poco, que como parte de los compromisos arrancados al canciller mexicano, Marcelo Ebrard, el gobierno de López Obrador comprará a EU importantes cargas de productos agroalimentarios.

En vez de todo lo anterior, el acuerdo entre España y Marruecos, vecinos que también atraviesan por una crisis de migración preocupante, el acuerdo en la materia contempló una estrategia inédita para reducir los flujos, entre otro puntos, y recursos del primer país para el control migratorio.

Las condiciones de este lado, en América, no son las mejores. Este acuerdo parece hundir a México. Ebrard ni siquiera pudo poner a consideración su plan mandado hacer a la Cepal para integrar la región centroamericana.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ

[email protected]

@ALEXSANCHEZMX

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo