El 4to intento de Gobierno Abierto

En el nuevo plan participan organismos públicos y civiles. Las TIC y las redes sociales juegan un papel importante

Naldy Rodríguez / Transparencia 3.0 / El Heraldo de México

El 10 de diciembre fue presentado el Cuarto Plan de Acción de la Alianza para el Gobierno Abierto, en el que participan instituciones públicas, académicas y grupos civiles. Su principal reto es evitar la simulación, involucrar a la ciudadanía y supervisar las acciones propuestas.

México se encuentra incorporado desde 2011 en la Alianza Internacional para el Gobierno Abierto, fueron ocho países fundadores y hoy participan 79. Desde esa fecha ya se han realizado en nuestro país tres planes de acción, algunos con casos relevantes de éxito, pero otros ejercicios fracasaron o se quedaron en el intento.

En el último año de gobierno de Peña Nieto hubo una ruptura de las agrupaciones que participaban en el Tercer Plan debido a la falta de cumplimiento de cinco de los siete compromisos adquiridos y por la inacción ante la denuncia de espionaje digital con el programa Pegasus a activistas, periodistas y políticos. Incluso, los participantes denunciaron una simulación en los procesos.

Ahora, este Cuarto Plan de Acción (4PA) mantiene la participación de asociaciones como Artículo 19, Imco, Fundar, Social TIC, México Evalúa, Observatorio Nacional Ciudadano y Gesoc.

Plantea 13 compromisos a cumplir a más tardar en agosto de 2021, encaminados a fomentar la participación ciudadana, la transparencia y la rendición de cuentas. Al menos dos de esas propuestas pretenden generar datos abiertos, accesibles y reutilizables: la Plataforma única y abierta de información de seguridad pública y la Información transparente y de calidad para garantizar el derecho a la educación.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han facilitado los ejercicios de Gobierno Abierto, porque permiten la comunicación bilateral en tiempo real, dar seguimiento y hacer una evaluación más precisa de los compromisos adquiridos y su cumplimiento.

Las redes sociales ayudan también a potencializar las manifestaciones o inconformidades sociales; han permitido cambios radicales de gobiernos o paradigmas.

Si bien las instituciones se unen de forma voluntaria a los programas de Gobierno Abierto, mostrando su declaración de intención y nombrando un enlace para el seguimiento de los compromisos de cara a la ciudadanía, una parte medular de estos ejercicios es la documentación y supervisión de cada una de las acciones.

Para ello, se inició con un Secretariado Técnico Tripartita (STT) como órgano de toma de decisiones, que ahora se ha consolidado como un Comité Coordinador representado por la Secretaría de la Función Pública, el INAI y el Núcleo de Organizaciones de la Sociedad Civil, y se establecieron mecanismos de seguimiento y supervisión.

La presentación del 4PA sólo es el punto de partida. Las acciones acordadas tendrán que revisarse cualitativa y cuantitativamente para garantizar su cumplimiento. Al final, se trata de mejorar el servicio público y favorecer la toma de decisiones conjuntas (ciudadanía y gobierno) para que transitemos a una democracia participativa y la resolución de problemas sociales.

POR NALDY RODRÍGUEZ

TRANSPARENCIA3.0@HOTMAIL.COM 

TWITTER: @YDLAN

abr

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.