Eduquemos a mujeres empoderadas

Mientras más hagas por tus hijas, menos harán ellas por sí mismas. La idea es dejar que, desde pequeñas, hagan todo tipo de tareas

Eduquemos a mujeres empoderadas

Hace unos meses tuve la oportunidad de platicar con Esther Wojcicki, periodista y profesora americana, actual presidenta del consejo de administración de Creative Commons, organización sin fines de lucro que se dedica a promover el acceso e intercambio cultural.

Ella es pionera en la exploración de la interrelación entre educación y tecnología. Pero quizá su mayor éxito, en mi opinión, ha sido como madre. Tiene tres hijas, todas muy exitosas: Susan es la actual directora ejecutiva de YouTube, Janet es profesora de pediatría y epidemiología en la Universidad de San Francisco, y Anne es cofundadora y directora de una compañía de genética llamada 23andMe.

Lo primero que le pregunté, siendo yo madre de tres mujeres también, fue ¿cómo le hizo para educarlas así? Esther me dijo que su teoría es que mientras más hagas por tus hijos, menos harán ellos por sí mismos; que desde pequeñas dejaba que sus hijas hicieran todo tipo de tareas en la casa y, que en lugar de centrarse en la belleza, les inculcó aceptarse tal y como son. Su filosofía fue ir en contra de la perfección y, para ella, eso ha sido la clave del éxito de sus hijas en la industria de la ciencia y la tecnología, en donde han sobresalido a pesar de ser sectores dominados por hombres.

Es por ello que Esther hace énfasis en que el futuro está en la educación desde los hogares, y que la que se recibe en las escuelas debe adaptarse a los cambios que estamos viviendo y en no tratar de aferrarse a sistemas que son obsoletos para las nuevas generaciones.

Esther, hija de inmigrantes judíos, fue marcada por una tragedia: la muerte de su hermano pequeño cuando tenía 10 años. Ahí fue cuando se juró a sí misma que jamás dejaría que esto le sucediera de nuevo, y por eso dedico su vida a estudiar, a prepararse y a saber.

Hoy nos encontramos en una época de cambio, en donde las mujeres tenemos que estar preparadas para entrar en los diferentes mercados y asumir puestos de dirección y toma de decisión. Solamente a través de la educación podremos lograr ese cambio, no es sólo la educación académica la que debe cambiar, es la educación que damos en casa, tanto a niñas como a los niños, sobre cómo tratar a las mujeres.

Esa es la mejor forma de ser parte de la solución del problema de discriminación. Todo empieza por la casa, por la educación y con el ejemplo.

Según psicólogos, estos tips te ayudarán a hacer de tus  hijas mujeres empoderadas:
Enséñala a ser asertiva. Sé específico en tus cumplidos. Que tus elogios sean realistas. Enséñala que no somos monedita de oro. Motívala a hacer cosas sola. Incítala a practicar algún deporte. Ayúdala a tener una buena imagen corporal. Habla con ella acerca del sexismo. Enséñale ejemplos femeninos positivos de diferentes ámbitos. Anímala a ser independiente.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro