Educación dual: oportunidad de fortalecer a las nuevas generaciones

Fortalecer y desarrollar este modelo en México podría transformar la realidad educativa de las nuevas generaciones

María del Sol Rumayor/ Colaboradora / El Heraldo de México

Mucho se ha hablado de que el proceso educativo es una labor constante que trasciende las fronteras de las aulas; un elemento de la formación humana que debe adaptarse a una nueva realidad donde las habilidades son más cotizadas que los conocimientos y cada día surgen inventos y descubrimientos que exigen una actualización constante. 

En contextos como el de México, que el marco normativo y las cargas administrativas dificultan las transformaciones ágiles del plan de estudios, existe una herramienta que puede proveer el desarrollo necesario para el capital humano más allá del temario académico y, sin embargo, no obtiene la difusión merecida: el modelo dual.

El modelo de formación dual es un sistema educativo diseñado en Alemania para los estudiantes de alto rendimiento, que toma lo mejor de dos mundos: los estudios teóricos obtenidos dentro del salón de clases y los conocimientos prácticos que resultan de su aplicación en las empresas. Bajo esta premisa, los estudiantes ponen en práctica lo aprendido en sus clases en una empresa, obteniendo un desarrollo de habilidades más realista y adaptable. 

De esta manera, el modelo de formación dual permite que, a la par de desarrollar conocimientos duros, los estudiantes obtengan habilidades sociales, profesionales y de trabajo en equipo que fortalezcan lo más demandado por las empresas del futuro: las habilidades blancas como la inteligencia interpersonal, el manejo de emociones, trabajo bajo presión, comunicación asertiva, proactividad, entre otras.

Además, este modelo educativo cuenta con una gran ventaja: la fase práctica, con las empresas, se puede ajustar en tiempo real de acuerdo con el comportamiento y necesidades del mercado, subsanando en los estudiantes aquellas carencias y debilidades para prepararlos de mejor manera para el mercado laboral del futuro y produciendo perfiles altamente especializados, razones por las cuales es un esquema predilecto entre países altamente desarrollados.

Fortalecer y desarrollar este modelo en México podría transformar la realidad educativa de las nuevas generaciones hacia un mundo más equitativo y de abundancia para todos. Al mismo tiempo, fortalecerá las capacidades y competencias de las empresas al proveerles de talento especializado dispuesto a aprender, innovar y transformar su entorno.

Si quieres conocer más al respecto o hacernos saber tus comentarios, ¡contacta al equipo de Revolución 5.0 al correo contact@disruptivegovlabs.com o nuestras redes @DisruptiveGovLabs, con gusto te leemos! 

POR MARÍA DEL SOL RUMAYOR

@MARISOLRUMAYOR

eadp

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.