Edomex, los números no mienten

Más allá de quién lleva la delantera, lo que muestran las encuestas es desinterés por las elecciones y desencanto


Sólo un 40% de la población del Estado de México sabe con exactitud que el 4 de junio es la fecha de la elección para renovar la gubernatura. El porcentaje está muy por debajo de otras entidades donde el nivel de conocimiento ha sido del 60%.

El grado de desinterés por las elecciones no es gratuito. Ninguno de los candidatos ha logrado conectar con las verdaderas prioridades de los mexiquenses.

Aquí una muestra: de acuerdo con el índice GLAC­—instrumento que mide niveles de desarrollo económico, político y social del país— el 78% de los mexiquenses trabaja o tiene una MIPYME (micros, pequeñas o medianas empresas).

Y ninguno de los postulantes ha presentado un programa integral para atender los problemas que enfrentan todos los días en materia de seguridad, apoyos económicos y alta burocracia.

Por ejemplo, en ciudad Cuauhtémoc, Ecatepec, el 50% de los pequeños negocios, tiendas de abarrotes, consultorios y farmacias, entre otros, ha bajado la cortina para evitar pagar el derecho de piso que les exigen grupos criminales.

Esa es la realidad que viven muchos habitantes y se preguntan si Alfredo, Delfina, Josefina o Juan, lo saben. Y por lo que han hecho en campaña, podemos deducir que no. No conocen las necesidades primarias de sus votantes.

Eso se refleja en las encuestas y en la calle tooodos los días.

Todos juegan

A propósito de encuestas, El Heraldo de México publicó el martes un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas en el que se muestra que prácticamente hay empate técnico.

Los siete puntos de diferencia entre el primero y el cuarto lugar pueden acortarse en los próximos días.

Desde el mejor posicionado que es Alfredo del Mazo, con el 24.65% de la preferencia, hasta Delfina (21.57%), Josefina (17.99%) y Juan Zepeda (17.32%), todos tienen la puerta abierta para ganar.

Los números no mienten en la fotografía de este momento, pero hasta los propios encuestadores piden tomarlo con reserva porque las cosas pueden cambiar en un mes, como ocurrió recientemente en México y el mundo.

Lo cierto es que de los resultados también se puede interpretar que doña Josefina no está muerta políticamente como lo quieren hacer creer sus adversarios y algunos de sus compañeros panistas.

En su cuarto de guerra saben que están en la pelea, pero también que la cosa no será fácil.

Tan es así que ya tienen en la mesa un plan B que consiste en promover una alianza de facto con Alfredo del Mazo, aunque por más insinuaciones que han hecho el priista no da color.

En el caso de Zepeda, resultó como el mejor evaluado en conocimiento efectivo; es decir, a la gente no le cae bien ni mal y eso significa que es quien tiene mayor margen para crecer. Y en una de esas puede pegarle un susto a sus adversarios.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Tras un recuento electoral, sólo importa quién es el ganador. Todos los demás son perdedores.

Columna anterior: Duele Veracruz

¿Te gustó este contenido?