Economistas se adelantan a la Madre Tierra

Desde los tiempos del zedillismo, cuando la PGR recurrió a la bruja Francisca Zetina, no habíamos vuelto a ver algo parecido

Alejandro_Sánchez
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México

Primero entró a Diputados el presupuesto programado para construir el Tren Maya, cuya ruta empieza en Palenque, donde está la finca La Chingada de AMLO, y al día siguiente, el Presidente pidió permiso a la Madre Tierra para su construcción.

O sea, los economistas del gobierno se adelantaron a los designios de la Madre Tierra y los espíritus de las etnias del sureste mexicano, que aunque se hubiesen negado al proyecto nadie imagina a Carlos Urzúa volviendo a la Cámara por el proyecto del Paquete Económico 2019 para reasignar los recursos.

La consulta a la Madre Tierra es parte de los rituales íntimos de cosmovisiones indígenas. Sería válida sólo después de la consulta previa, libre e informada de cualquier proyecto que cruce sus tierras y territorios, dijo Xóchitl Gálvez, ex titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas en el sexenio de Fox.

Desde los tiempos del zedillismo, cuando la PGR recurrió a una bruja de nombre Francisca Zetina para resolver una investigación basada en videncias, que supuestamente la llevaron a encontrar el cadáver del priista Manuel Muñoz Rocha, no habíamos vuelto a ver algo parecido en el ámbito de la procuración de justicia o administración pública.

Ayer, en una ceremonia con copal, donde las etnias mayas enterraron bebidas como aguardiente y pozol, así como un pollo entero, caldo, tortillas y hojas de plátano, supuestamente la Tierra le dijo sí a AMLO, aun cuando para los científicos, como la bióloga Julia Carabias, habrá un impacto ambiental negativo en la zona.

Pero con o sin permiso de la Madre Tierra, con o sin estudios de impacto, el Tren Maya estaba previsto para facilitar la visita de AMLO a su lugar de descanso preferido y el recorrido de turistas por el sureste, cuyo proyecto empezará a construirse con un monto de seis mil millones de pesos para 2019.

 

DE UNIVERSIDADES

El proyecto de educación superior del gobierno federal alertó a académicos, legisladores y rectores universitarios cuando los diputados recibieron la propuesta de derogar la Reforma Educativa que contemplaba el fin de la autonomía universitaria, sobre la que Esteban Moctezuma, secretario de Educación, dijo después que se trataba de un error ortográfico. Sin embargo, parece que hay una guerra contra el sistema universitario establecido.

Para el Presupuesto de 2019, la UNAM, a pesar de que este año incrementó su matricula en 6%, le fueron recortados 400 millones de pesos; la UAM y el IPN también se vieron afectados. En las universidades del interior no hubo ni siquiera el incremento de la inflación. En cambio, el gobierno dispuso de mil millones de pesos para la construcción de universidades, como parte de un total de 100 que se planean levantar en el sexenio. Ojalá que no sea un fiasco otra vez el de AMLO, quien construyó la UCDMX como jefe de gobierno, pues en 14 años, hasta 2015, sólo había 699 alumnos titulados. Y ojalá que sus programas de estudios no sean programas de adoctrinamiento político.

 

[email protected]

@alexsanchezmx

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual