Ebrard ganó tiempo

El canciller iba con dos irreductibles. Ambos los ganó… por ahora. EU tiene la sartén por el mango

Manuel_López_San_Martín
Manuel López San Martín / Definiciones / Heraldo de México

¿Ganamos tiempo? Sí. ¿Nos dejaron tarea? También. ¿Ellos nos supervisarán? Cierto. ¿Nos tenían en sus manos? Absolutamente. ¿Cedimos más de lo deseable? Quizás. ¿Teníamos de otra? Difícilmente.

Durante casi 12 horas, el viernes pasado, en el departamento de Estado estadounidense, donde despacha Mike Pompeo, Marcelo Ebrard y la delegación mexicana defendieron la posición de nuestro país y lograron construir un acuerdo pese a la embestida estadounidense. Frente a ellos, media docena de funcionarios de EU, entre ellos Pat Cipollone, consejero de Trump; James McCament, #2 del departamento de Seguridad Interna, y Michael McKinley, asesor del secretario de Estado, apretaron hasta casi asfixiar a México.

Ebrard iba con dos irreductibles: no a los aranceles y no a convertirnos en tercer país seguro. Los dos se lograron, aunque el costo no fue menor: seis mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur y la ampliación del programa Quédate en México para que los migrantes permanezcan aquí, en tanto hay respuesta de asilo en EU.

En el camino, Ebrard se apuntó un triunfo: consiguió que el gobierno de Trump financiara buena parte del plan de desarrollo para Centroamérica y el sureste mexicano, invirtiendo 5 mil millones de dólares.

***

Aún con las bondades que podamos encontrarle al acuerdo, necesario para evitar una catástrofe económica, lo negociado está lejos de ser motivo de festejo. El reto apenas empieza. EU nos puso a bailar a su ritmo. Tiene la sartén por el mango. El 8 de febrero, en estas Definiciones, trazamos una radiografía de lo que ocurría.

Sólo en enero pasado, el Instituto Nacional de Migración (INM) emitió más tarjetas de visitante por razones humanitarias que en todo el año pasado: un incremento de 5% respecto a todo 2018 y de 61% respecto a 2017.

En 12 días las solicitudes crecieron, de 989 el 17 de enero a 15 mil 552 al cierre del mes, un incremento de mil 472%. Si el aumento se mantiene constante, una proyección lineal tendría que encender los focos rojos. Si la política del INM continúa, en un mes se otorgarían 38 mil tarjetas, en un año 466 mil y en el sexenio 2.8 millones, publicamos.

La crisis migratoria no la provocó México, pero sí la dejó crecer. Ebrard consiguió tiempo, lo mejor que podía ganar en una situación que parecía de perder-perder.

***

¿Qué haremos con el plazo que nos dio Trump? El compromiso asumido por el canciller es bajarle a las 144 mil deportaciones de mayo. Si se logra –ojalá, porque si no regresará la amenaza de aranceles-, miles de centroamericanos que están estacionados en nuestro territorio, se quedarán a vivir. ¿Hay infraestructura, capacidad instalada y servicios para recibirlos? La respuesta es obvia.

El drama humanitario que vive Centroamérica, ya tiene consecuencias aquí. Mal haríamos en repetir el maltrato que reciben los migrantes en EU y no debemos darles portazo, pero tampoco pueden trazarse políticas a la ligera. El INM falló en el primer tramo. Se necesita otra estrategia. El costo de la improvisación sería altísimo.

[email protected]

@MLOPEZSANMARTIN

¿Te gustó este contenido?