¿Dónde quedó el compromiso de la 4T con el medio ambiente?

El actual presidente de México se ha mostrado como un férreo defensor del modelo de desarrollo agresivo con el medio ambiente

Mariana Gómez del Campo /  Heraldo de México
Mariana Gómez del Campo / Heraldo de México

La importancia del cuidado del medio ambiente entró en la agenda internacional apenas hace unos años, pero con un enorme sentido de urgencia, pues el calentamiento global y el cambio climático se han convertido en uno de los retos globales prioritarios para el mundo, los cuales sólo podrán encontrar una solución con compromisos comunes y el esfuerzo de todos los países.

En ese contexto, en abril de 2015, se firmó el Acuerdo de París con el objetivo de alcanzar metas en la reducción de emisiones de los gases de efecto invernadero.

Sin embargo, el primer gran golpe a este plan a favor del medio ambiente lo orquestó Donald Trump, quien durante su campaña acusó repetidamente que el calentamiento global era un mito, y anunció la retirada de su país, uno de los principales contaminadores, de tan ambicioso acuerdo, pues interfería con sus planes de incentivar el desarrollo económico al país quitando legislación en materia ambiental.

Cabe destacar que, en los últimos días, una ola de frío ártico cubrió partes de EU y aunque Trump aprovechó la situación para mofarse del calentamiento global, una agencia del gobierno estadounidense que monitorea el clima desmintió al mandatario afirmando que las tormentas invernales no prueban que el calentamiento no esté ocurriendo.

Con la misma torpeza, el actual Presidente de México se ha mostrado como un férreo defensor del modelo de desarrollo agresivo con el medio ambiente, pues recordemos el video difundido en campaña cuando López Obrador arremetió contra los ventiladores y la energía eótica (sic) refiriéndose a las turbinas. Recordemos que la energía eólica es la tecnología más eficiente para producir energía, es inagotable, barata y ambientalmente sostenible.

Por si fuera poco, si revisamos las propuestas de este gobierno en materia de medio ambiente, nos daremos cuenta de que están enfocadas en adaptarnos al cambio climático y no en tomar medidas para evitarlo; incluso su actitud ha sido omisa, pues recordemos que los defensores del gobierno del tabasqueño hicieron campaña contra al aeropuerto de Texcoco señalando que se salvaría el lago, recordemos el posicionamiento #YoPrefieroElLago en redes sociales; pero sorprende que hayan guardado silencio durante la ilegal consulta pública relativa a la construcción del Tren Maya que atravesará la selva que, según expertos, desaparecería ecosistemas completos, provocaría la desaparición de especies en extinción, pues es el impacto normal que tendría meter vías en selvas y zonas cercanas a cenotes.

Hace unos días anunciaron la cancelación de una subasta que permitiría a la Comisión Federal de Electricidad celebrar contratos con empresas privadas para generar energía limpia, poniendo en riesgo el futuro de las generaciones venideras, quienes sufrirán las malas decisiones de este gobierno. Es necesario que como ciudadanos, hagamos equipo a favor del medio ambiente, sólo mediante la presión podremos señalar que las malas decisiones del gabinete de AMLO comienzan a tener un alto precio que pagaremos todos. Así, la 4T.

 

COLABORADORA

@MARIANAGC

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónPosdata

Posdata