¿Dónde está el verdadero valor de la MKT?

Esta nueva dinámica nos reta a decidir que tendencias deberemos integrar en las estrategias de marketing

Leonardo Dessentis Simon
Leonardo Dessentis Simon

El marketing de las últimas décadas estaba enfocado en el producto, con un diálogo unidireccional que interrumpía outbound marketing, donde la agudeza para disuadir al consumidor era el premio mayor. Hoy en día ya no basta con eso, si tu marca no es relevante poco te servirá generar campañas atractivas.

Nuestro cliente objetivo está expuesto a una sobresaturación de publicidad, donde tomará sólo como referencia la publicidad y recomendaciones a los que ha sido expuesto para cuestionarse si debería de buscar más información del producto o servicio. Entonces se dedicará a hacer una investigación de referencias y experiencias de otros usuarios hasta que sienta que la marca le brinda valor. Finalmente, él mismo decidirá cuándo dar la oportunidad de mirar por primera vez a la marca y entablar conversaciones bidireccionales inbound marketing.

Es ahí cuando comienza el verdadero reto del marketing, empujar a todo el ecosistema de la marca para no sólo evitar defraudar al consumidor, sino generarle experiencias significativas en cada interacción. Esto nos lleva a estar cerca del cliente, generar vínculos y conectarle con la marca Engagement y por lo tanto sea el cliente quien influencié al resto de nuestro mercado.

¿Pero cómo lo logramos? Estoy seguro que hoy estamos obligados a tener una visión 3600 del cliente, a lo que le llamo La Ciencia del Cliente, donde fragmentamos el análisis de su comportamiento, personalidad, recorridos, interacciones y consumos para una gestión cercana que nos lleve a la maximización de su valor total en su ciclo de vida.

Además, poner ciegamente las perspectivas y necesidades del cliente en el centro o instruir políticas como El cliente siempre tiene la razón, podría no ser lo mejor para el negocio, presumiríamos ventajas competitivas poco sustentables e imitables. Si queremos diferenciarnos, las áreas de marketing debemos alinearnos al posicionamiento de la marca y entender como nuestras acciones y todas las acciones de la organización, ayudan a crear un valor real para los clientes.

Esta nueva dinámica nos reta a decidir que tendencias deberemos integrar en las estrategias de marketing. Desde un mapeo del customer journey, marketing de automatización, marketing de contenidos, remarketing, influencers, mensajería instantánea, chatbots, livestreaming, videos efímeros en las redes, realidad virtual o aumentada, hasta el big data e inteligencia artificial o la indispensable investigación e inteligencia de mercados e incluso el aún poco explorado blockchain. Aunque debemos ser certeros en la selección y adopción de estas herramientas.

Creo importante destacar que el marketing gira en torno a la creación de valor, no sólo para el cliente, sino a lo largo de toda la cadena de valor.

 

Director de Mercadotecnia de Codere

 

 

¿Te gustó este contenido?