Diplomacia Cultural

La labor consular mexicana es uno de los pilares de nuestra diplomacia, y se desempeña a través de ámbitos muy diversos

Panorama Internacional Anáhuac
Yussef Núñez / Gerardo Trujano / Panorama Internacional Anáhuac / Columna Invitada

La labor consular mexicana es uno de los pilares de nuestra diplomacia, y se desempeña a través de ámbitos muy diversos. La protección de nuestros connacionales en el exterior es la prioridad, pero con la misma intensidad se despliegan acciones para promover la imagen de México en las circunscripciones consulares, y para fortalecer los lazos de cooperación que existen entre nuestro país y las entidades en las que tenemos presencia.

En Estados Unidos, donde se concentra la mayor parte de nuestra diáspora, los consulados tienen el mandato de implementar la Estrategia de Protección a Migrantes, presentada a inicios de 2019, para salvaguardar la protección de nuestros connacionales mediante una diversidad de acciones: documentación, asesorías legales, promoción del acceso a la salud y educación, entre otras. El Consulado General de México en Boston, por ejemplo, participó en la creación del Grupo Asesor sobre Derechos Civiles de la región noreste de Estados Unidos, y reforzó los programas de asistencia jurídica y de abogados consultores. Nuestro personal visitó prisiones y centros de detención para atender a población mexicana; celebramos ferias de salud y jornadas informativas; dimos servicios integrales a nuestras comunidades que viven en zonas remotas, a través de nuestros consulados móviles. Con la visión de que las acciones de documentación constituyen el primer acto de protección, en Boston ampliamos el horario de atención al público. Nuestros consulados, por mandato y por convicción, prestan todos sus servicios dando especial prioridad al enfoque de género, y con una perspectiva inclusiva y respetuosa de la diversidad.

El Consulado en Boston tiene la particularidad de estar inserto en uno de los principales centros de innovación, ciencia y tecnología de Estados Unidos, por lo que una parte muy importante de nuestro trabajo se hace también con la diáspora mexicana altamente calificada, con el objetivo de desarrollar proyectos clave para el desarrollo de México. Nos concentramos en promover la cooperación interinstitucional para subrayar las contribuciones que los mexicanos aportan a la ciencia y educación. Nuestra diplomacia consular científica y tecnológica nos ha permitido realizar diversas misiones enfocadas en sectores comerciales, como el de dispositivos médicos, y promover un programa de apoyo para emprendedores mexicanos, para que a través del ecosistema de innovación de Boston, obtuvieran la asesoría necesaria para sus proyectos de creación de nuevas tecnologías en salud, y obtener capital de riesgo para continuar con su investigación y el desarrollo de sus productos en México. Se brindó apoyo al programa de colaboración entre la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y el Consejo de Ciencia, Tecnología e Innovación de Hidalgo, con el objetivo de capacitar a los participantes en la creación de nuevas empresas tecnológicas. Éstas, y muchas otras acciones, son el mejor testimonio de la importancia que asignamos a la defensa de nuestros connacionales, y también a la promoción de nuestra cultura y nuestras contribuciones, para que el lugar que México ocupa en el mundo sea cada vez más reconocido y respetado.

POR ALBERTO FIERRO GARZA

CÓNSUL GENERAL DE MÉXICO EN BOSTON

abr

¿Te gustó este contenido?