Despierta la oposición

PRI, PAN, PRD y MC unen “fuerzas” contra la reforma electoral impulsada por el partido del Presidente

Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

En el Partido Acción Nacional ya se dieron cuenta de que la cosa no está tan perdida como muchos imaginaban.

Los resultados de la elección del 2 de junio pasado, que significó el triunfo en cinco de los siete estados en disputa, le devolvieron el alma al blanquiazul.

Tan se la están creyendo, que hoy darán una muestra de la confianza recuperada, al encabezar el anuncio de la creación de un bloque opositor en contra de la Reforma Electoral impulsada por el presidente López Obrador, a través de Morena.

Convocados por Marko Cortés, líder del PAN; Claudia Ruiz, del PRI; Karen Quiroga, del PRD; y Clemente Castañeda, de MC, acuden a San Lázaro para enumerar las razones por las que no van con el proyecto de jefe del Ejecutivo.

Como da cuenta hoy El Heraldo de México en estas mismas páginas, son siete los puntos en los que difieren, pero sólo hablaremos de uno en este espacio.

Están en contra de que la consulta sobre la revocación del mandato se haga el 6 de junio de 2021, el mismo día de las elecciones intermedias, o el 21 de marzo del mismo año, como lo propuso AMLO ayer, de último momento.

No hay mucha ciencia en esto. Lo que percibe la oposición es que el Presidente quiere trasladar su popularidad a Morena. Quiere aparecer en la boleta para reforzar a su partido, porque el pasado 2 de junio se percataron de que no es invencible. Tanto, que su reconocimiento y popularidad anda por 40%, contra 60% del presidente Andrés Manuel.

No sólo eso, en algunos lugares como Puebla, quedó demostrado que hubiera perdido la elección si se enfrenta solo al PAN. Ganó gracias a sus aliados.

De acuerdo con Fernando Herrera, vocero de Acción Nacional, la revocación del mandato forma parte de un paquete de reformas con las que la 4T quiere avasallar un sistema electoral que costó décadas construir.

Quieren quedarse con el control de las elecciones y regresar a como estábamos antes de las grandes reformas de la década de los 90, donde el gobierno tiraba o levantaba el sistema según le convenía.

Otros dirigentes de partidos consultados observan que la Reforma Electoral de AMLO busca debilitar al Instituto Nacional Electoral (INE) bajo el argumento de la austeridad republicana.

También perciben que existe la intención de reducir significativamente el presupuesto para los partidos.

Ambos temas resultan muy sexis para la población, pero lo que realmente sería preocupante es que el gobierno esté pensando en ahorcar a los organismos electorales para que el control de los comicios regrese al gobierno central.

Eso significaría volver tres décadas atrás, razón por la que ahora sí parece que la oposición despertó del letargo al que los llevó la derrota electoral de 2018.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Si deseas que tus sueños se hagan realidad, ¡despierta!.

Por ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo