Desperdicio de sobrantes de alimentos, un tema por atender 

Hay una gran oportunidad para transformar la realidad y para aprovechar al máximo esas toneladas de alimentos que a diario se pierden

Diego Alcalá Ponce
Lourdes Paz/ Diputada de Morena / Opinión de El Heraldo de México

El desperdicio de sobrantes de alimentos en México y el mundo es una realidad que conocemos desde hace décadas. A pesar de esta situación, faltan proyectos y políticas públicas que contribuyan a abatir problemáticas como el hambre.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cada año se pierden o desperdician en el mundo mil 300 millones de toneladas de alimentos, cifra que equivale a casi un tercio de los productos producidos para el consumo humano.

En México, cifras del Banco Mundial, alertan que se registra una pérdida al año de más de 20 millones de toneladas de alimentos. El estudio Pérdidas y Desperdicios Alimentarios en México, señala que el país desaprovecha el 34 por ciento de su producción de comida.

El documento Las Pérdidas y Desperdicios de Alimentos de la FAO estima que los alimentos desaprovechados en América Latina (127 millones de toneladas anuales) serían suficientes para satisfacer las necesidades alimenticias de 300 millones de personas.

Ante ello, el organismo desde 2011 ha impulsado acciones a nivel global para atender la problemática, pero aún se requiere de mayores acciones y sobre todo trabajo en conjunto y coordinado para transformarla.

En octubre de 2014 se llevó a cabo una Consulta Regional, en la cual expertos de 13 países latinoamericanos y caribeños analizaron el alcance de la situación y los proyectos en marcha, conformándose así una Red de Expertos.

Desde entonces, algunas naciones con el apoyo de las respectivas representaciones nacionales de la FAO, han conformado Comités Nacionales para la Reducción de la Pérdida y Desperdicio de Alimentos, los cuales están integrados por actores públicos, privados y de la sociedad civil.

Actualmente, Costa Rica y República Dominicana cuentan con comités nacionales y se han iniciado procesos similares en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú́, San Vicente y las Granadinas, y Uruguay.

El tema, se ha convertido en un eje de trabajo prioritario para organismos internacionales. México está en la línea, pero hace falta mayor impulso de todos los grupos de la sociedad y del gobierno para poder atender el asunto del desperdicio de alimentos.

Un ejemplo de la oportunidad que ofrece el desperdicio de alimentos, es la plataforma digital FairMeals, en la cual, a través de una app y una página web, hoy diversos restaurantes ofrecen platillos de calidad preparados con los excedentes de sus productos a precios bajos.

Este proyecto, es resultado de una idea que en 2016 arrancó Christian Wimmler, un joven economista de origen alemán quien se unió con amigos, uno de ellos el mexicano Alejandro Balderas y actualmente comercializan como empresa social en Alemania y México.

Hay una gran oportunidad para transformar la realidad y para aprovechar al máximo esas toneladas de alimentos que a diario se pierden, por ello es importante que trabajemos todos juntos en políticas públicas y acciones nuevas que puedan reforzar las leyes que ya existen.

Aún hace falta llevar por completo el mensaje a todos, existe la oportunidad, no hay que dejarla pasar.

Leonel Luna Estrada

Analista Político

@leonel_luna

¿Te gustó este contenido?