Despedidos y maltratados

En eI Fonacot, Gerardo Pigeon, sin tener reconocimiento oficial, amenaza a los trabajadores y les inventa fallas laborales

Despedidos y maltratados

Rompió récord la administración de Andrés López Obrador en despidos de funcionarios públicos. Los datos del IMSS, que dirige Germán Martínez Cázares, indican que sólo en enero pasado se dio de baja a 10 mil 585 personas de distintas dependencias del gobierno federal, lo que representa el triple de los que fueron cesados en enero de 2013, bajo la Presidencia de Enrique Peña.

Los despidos en sí no son lo más grave, sino las formas de la cuatroté. Por ejemplo: nos hacen saber que en el Fonacot, a cargo de Alberto Ortiz Bolaños, y dependiente de la secretaria del Trabajo, María Luisa Alcalde, Gerardo Pigeon, opera de manera sui géneris, ostentándose como abogado general del organismo, sin tener el reconocimiento oficial del Consejo Directivo.

Este personaje amenaza a los trabajadores con iniciarles investigaciones si no presentan su renuncia voluntaria, les inventa fallas laborales (según su criterio) para levantarles actas administrativas, y a los despedidos les niega 100% de su liquidación. Casos similares atraviesan funcionarios en prácticamente todas las dependencias del gobierno federal.

Según analistas, al cierre del año, el número de despedidos podría alcanzar los 30 mil, por lo que se espera no una lluvia, sino una tormenta de denuncias laborales contra el gobierno.

Con un pie fuera del grupo de Lima está México por su negativa a condenar los abusos de Nicolás Maduro en Venezuela. El partido en el poder, Morena, que dirige Yeidckol Polevnsky, fue formalmente aceptado el domingo como miembro del Foro de Sao Paulo, que defiende la chavista Revolución Bolivariana.

Más argumentos para que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arrecie la presión al gobierno mexicano, al que, de hecho, ya amenaza con imponer sanciones económicas como al gobierno venezolano, y al de Corea del Norte, de Kim Jong-un.

De chofer de gobernadores pasó a ser el comisario general de la Policía Ministerial de Aguascalientes. Puesto así podría ser ejemplo de superación y cultura del esfuerzo. Pero no. Se trata de René Alejandro Carrillo Durán, aprehendido el pasado 1 de abril por desaparición forzada.

De los delitos que le imputan tendrá que responder ante un juez, pero quienes deben una explicación de por qué se mantuvo y se promovió a este sujeto en la administración del estado, son el exgobernador Luis Armando Reynoso; y el actual mandatario, Martín Orozco, ambos, del PAN. Sobre todo, porque el historial de Carrillo, fan del capo cinematográfico Tony Montana, indica que era muy dado a lanzar amenazas a periodistas y otras personas.

EN EL VISOR: Saltó contra la reformita educativa Elba Esther Gordillo. Más que una ruptura con la cuatroté, lo que presumen es que La Maestra busca cobrar la factura por el apoyo que dio, vía su nieto René Fujiwara, y su yerno Fernando González, a la campaña del ahora Presidente.

 

Por RAYMUNDO SÁNCHEZ PATLÁN

@R_SANCHEZP

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónLuis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

Inseguridad sigue estando cabrona