“Desecho del PRD” hace manita de puerco a AMLO

Andrés Manuel López Obrador, dicen las fuentes, acabó cediendo al cacicazgo local para evitar otro escándalo en Veracruz

Netlog

AMLO regresa hoy a Veracruz. La última vez que recorrió la entidad más corrompida del país, pasó por Las Choapas, municipio de Eva Cadena, 16 días antes del video que la exhibe recibiendo 500 mil pesos de parte de una mujer de peluca roja para el movimiento de Obrador.

Aquel 8 de abril, AMLO evitó pasar a Papantla –por donde se acercó con rumbo a Hidalgo– a pesar de que se lo había pedido Erik Domínguez, el candidato de Morena.
No era el primer desaire. El 14 de enero AMLO se negó a verlo. Menos quiso acercarse a un acto que Domínguez había presumido entre la clase política local al enterarse de la visita de Obrador.

A pesar de que esa vez AMLO pasó cerca de las oficinas de Domínguez, no se detuvo. Continuó hacía Espinal, tierra conocida por la elaboración de máscaras de madera y enclavada en la vegetante sierra de Papantla.

Ese señor no tiene mi apoyo, mandó decirle con un par de fundadores de Morena en la entidad. Representa a los desechos del PRD, enfatizó. La versión y la historia fue corroborada por distintas fuentes en el estado y Papantla.

Es que Domínguez es hombre de confianza de la familia más rica de Papantla: los Romero Sánchez, cuyos hermanos Ricardo y Marcos además de dedicarse a la citricultura, han estado en el PAN o PRD, según les acomode. Marcos, incluso, es alcalde del PRD, un hombre que a sus cumpleaños invita a miles de personas y contrata grupos como Los Cadetes de Linares y Sangre Felina, hijos de los Tigres del Norte.

Por si fuera poco los hermanos tienen otro alfil para la competencia para suceder a Marcos: su sobrino Mariano, candidato del PAN-PRD. O sea, buscan ganar a como dé lugar.

¿Qué hizo a AMLO dar un giro a no meterse en Papantla? Que Domínguez negoció con Manuel Huerta, ex diputado federal y presidente de Morena en Veracruz, la candidatura a cambio de pintar seis mil bardas con la cara de Obrador y 10 mil lonas también con la cara de Obrador por un total de tres millones de pesos. Por eso en Poza Rica, municipio vecino y cuyo candidato si tiene el apoyo, el despliegue de publicidad es pobre. En Papantla la publicidad de Obrador borra del escenario a Domínguez. Entonces hartos del desaire, los citricultores pidieron a Domínguez hacer pública la negociación.

Domínguez antes de meterse de candidato era el contador de los Romero en sus negocios y antes trabajó en el SAT.

Obrador, dicen las fuentes, acabó cediendo al cacicazgo local para evitar otro escándalo en Veracruz, donde en el pasado proceso sorpresivamente Morena quedó en tercero. Será interesante seguir su gira por Veracruz que inicia hoy en Pánuco y sigue mañana en Papantla. Preocupa cómo este caso nos muestra la realidad nacional. Llevará años a México combatir el cacicazgo y la corrupción.

Columna anterior: Tláhuac en la locura

¿Te gustó este contenido?