EEUU y el gobierno AMLO

El nuevo gobierno mexicano se beneficia de la crisis creada en EU por las posiciones de Donald Trump

José Carreño
José Carreño / Desde afuera / Heraldo de México

WASHINGTON. El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador enfrenta un creciente escepticismo externo, que en algunos casos comienza a convertirse en cuestionamientos en frentes que van de derechos humanos a la economía.

Se reconoce que es un gobierno demasiado nuevo aún, que intenta un cambio en el país y busca una aproximación distinta a una serie de problemas.

Todavía, pues, recibe el beneficio de la duda. En parte también porque los estadounidenses están tan enfocados con los mexicanos en su propia situación interna.

De hecho, el nuevo gobierno mexicano se beneficia de la crisis creada en EU por las extremas posiciones del presidente Donald Trump para respaldar su demanda de fondos para la construcción de una muralla fronteriza.

Pero a otro nivel, el régimen López Obrador lucha con la transición de la poesía de campaña a la prosa de gobierno, señaló un crítico análisis de la organización Eurasia Group, una de la mas destacadas empresas de análisis geopolítico internacional.

Públicamente al menos la mayoría de los comentarios son relativamente blandos: de acciones económicas que por lo menos son vistas como confusas a el tema de la militarización y los vaivenes respecto a los mandos de la propuesta Guardia Nacional a la falta de acciones concretas sobre la situación de los migrantes centroamericanos y el programa Quédate en México.

Por supuesto, también, señalamientos sobre tendencias autoritarias entre los miembros del nuevo gobierno.

El problema de desabasto propiciado por el ataque a los huachicoleros encontró comprensión y explicación en otro grupo de análisis, Stratfor, pero advirtió sobre consecuencias negativas de que la situación se prolongue por meses. Al mismo tiempo que explicaciones sobre las nuevas propuesta de Pemex fueron recibidas con escepticismo entre los inversionistas internacionales.

El problema no es de ideología. Es simplemente de eficiencia, de confianza en las posibilidades de ejecución de proyectos como el tren maya o la refinería, o el despido de funcionarios de mayor o menor especialización en diferentes áreas y su remplazo por elementos activistas o leales de la coalición Morena con menos conocimientos o experiencia. Una reforma efectiva requiere personas con talento que entiendan los sistemas que necesitan ser cambiados, sentenció Eurasia Group.

El viraje de política exterior y el regreso a las tesis de no intervención y autodeteminación, que produjo un alejamiento del Grupo de Lima y pareció trabajar en favor de Nicolás Maduro en Venezuela, no fue bien recibido en EU, donde ese régimen es percibido como corrupto e ineficaz.

Pero hay también irritación entre los grupos de derechos humanos, tanto por lo que consideran como cambiante postura en el uso de las Fuerzas Armadas o sus elementos en el combate a las drogas. Las mayores dudas se refieren respecto a la habilidad para desarrollar programas de derechos humanos con los mismos instrumentos, aunque se acepta que la transición no puede ser instantánea.

[email protected]

@carrenojose1

 

¿Te gustó este contenido?