Descoordinados para ayudar a las mujeres

Candelaria Ochoa Ávalos, titular de la Conavim, reconoce que hay una falta de conjunción para cumplir su misión

Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / El Heraldo de México

¿Qué hace en plena crisis de feminicidios Candelaria Ochoa Ávalos, comisionada nacional para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres?

La Conavim es un órgano desconcentrado de Gobernación y debería encargarse de diseñar la política nacional para promover la cultura de respeto a los derechos humanos de las mujeres y la erradicación de la violencia en su contra. Sin embargo, la Secretaría de la Función Pública ha reprobado el trabajo que se hace en esa institución después de hacerle una auditoría.

— ¿Maestra Ochoa, hay un aumento de los feminicidios?— le pregunté en una charla telefónica.
–¿No íbamos a hablar de la auditoría que nos hace la Función Pública?—me contesta.

–De la auditoria y de lo que está pasando en el país.
–Ahorita tengo tiempo para lo de la auditoría.

— Nos da malas noticias la Función Pública, más en este momento que la sociedad es sacudida por los feminicidios porque reprueba a la Conavim.

—No nos reprueba, dice que tenemos que hacer cambios en la normatividad

—¿Cuándo van a presentar la propuesta? Al país le urge

— Nosotros no podemos, nos han dicho de Gobernación que se tiene que hacer una Reforma de ley. Mientras no se reforme la ley no podemos hacerlo.

—Dice la recomendación de la Función Pública que no hay coordinación entre los tres niveles de gobierno. ¿Cuándo se van a coordinar?

—Eso es lo que yo estoy haciendo, estoy coordinándome con los tres órganos de gobierno, por eso estoy saliendo a los estados de México, a los municipios, porque requerimos una coordinación real no una de papel.

—¿Hay una coordinación de papel?

—No, no, no, la ley está, lo que pasa es que nunca se ejecutó esa organización, por esa razón en los estados no se ejecuta lo que está en el papel.

— También asegura la Función Pública que el año pasado recibieron 79 millones de pesos como presupuesto, pero que no se conoce el impacto que ha causado ese ejercicio.

—Si esos centros de justicia y la Fiscalía no se comprometen a tener el personal suficiente pues no vamos a poder avanzar, necesitamos que las fiscalías se comprometan. Por eso queremos hacer realidad la coordinación de los poderes y los ámbitos de gobierno que nos corresponden.

—¿No cree que la Conavim debe ser el eje central para las políticas públicas o las cosas no cambiarán?

–Una cosa que estamos viendo con la Función Pública es una reforma administrativa para la Conavim, porque su diseño es muy débil, con muchas capitanas y pocas operadoras.

–¿Cuál es el punto que van a impulsar?

–Erradicar la violencia contra las mujeres es un tema de política pública de todos los niveles de gobierno. Una dependencia como la mía cómo va a erradicar la violencia sino participa la sociedad, necesitamos esa participación del gobierno y de la sociedad.

–¿No hacen falta foros nacionales o algo para conjuntar esfuerzos de una vez por todas?

— No sé si un foro sea lo más adecuado, lo importante es coordinarnos y en eso estamos.

–¿No hace falta contundencia para hacer los llamados?

—Estoy haciendo esos llamados, los hice con mi jefa directa, con la secretaria de Gobernación, creo que es muy importante que demos todos una respuesta.

–¿Cómo siente que fue el trato de la Función Pública? ¿Merecida o inmerecida la conclusión de que van mal?

–Yo siento que la Función Pública no alcanzó en esa auditoria a dimensionar el papel que tiene el Conavim, por eso estamos tratando de coordinarnos de manera mejor. Por ejemplo, ayer (martes) me llegó una auditoria de la Auditoría Superior de la Federación donde me pregunta: qué hicimos desde 2007. Pero nosotras no estábamos en 2007, Conavim ni existía en 2007. Entonces de repente hay una desinformación en ese sentido y no tenemos atribuciones y cuando nos piden información no tenemos.

—¿Platicó con Erendira Sandoval, secretaría de la Función Pública después de dar a conocer la auditoría?

—¿Bueno? ¿Bueno? No le escucho.

Fue imposible retomar la llamada con Candelaria Ochoa, quien renunció a Movimiento Ciudadano al quedar fuera de la competencia por una senaduría, pero como desde 2006 conocía a López Obrador, a quien ayudó en las elecciones de ese año, ambos retomaron la relación.

Las conclusiones de Función Pública, el trabajo desarticulado de los gobiernos, la franqueza de la maestra Ochoa, la desaparición de albergues para mujeres violentadas, así como centros de apoyo a víctimas en los estados, revelan que mientras el número de feminicidios crece y se perpetran con mayor saña, el trabajo político y público para enfrentarlo carece de un marco procesal.

Aterroriza que en la mayoría de los casos de víctimas habían presentado denuncias por violencia en su contra y nadie pudo hacer nada para evitar su muerte.

***

UPPERCUT: Napoleón Gómez Urrutia asegura que sí saldrá la ley contra el outsourcing y reconoce que hay fuego amigo que quiere impedir que sea aprobada en el Pleno. Pero podemos reiterar que no hay condiciones y que de muy arriba no hay aprobación para que eso suceda.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM
@ALEXSANCHEZMX

lctl

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.