Desaseo

Apague velas, no prenda inciensos, deje de fumar, nos dicen. A este paso, pedirán contener la respiración

Manuel_López_San_Martín
Manuel López San Martín / Definiciones / Heraldo de México

El 2 de julio del año pasado, la revista estadounidense Science habló de las elecciones en México. Puso la lupa en la CDMX.

¿Podrá esta ingeniera ambiental, reparar la Ciudad de México?, se preguntaba la publicación sobre la próxima llegada de Claudia Sheinbaum al gobierno capitalino. Física e ingeniera en Energía, la doctora, como le dicen sus cercanos, dejaba el laboratorio para despachar desde el palacio del Ayuntamiento. Podría haber dudas sobre muchos aspectos, pero su experiencia técnica y científica estaba lejos de cuestionamientos. Hasta ahora.

***

La primera gran crisis que le estalló en su joven gobierno, es ambiental. La jefa de Gobierno luce sobrepasada y evasiva en un problema que la rebasó sin siquiera notarlo.

Desde hace cinco días los capitalinos respiramos en una nube de humo. Decenas de incendios, y la tibia reacción de las autoridades, han provocado que el Valle de México viva entre un banco de bruma. La calidad del aire es pésima. Los registros del índice de calidad del aire marcan que desde el lunes por la noche estamos por arriba del límite para declarar contingencia, pero tardaron más de 12 horas en decretarla. Tenemos contingencia doble: por partículas PM 2.5 y por ozono. El panorama se ve igual de turbio que el ambiente que respiramos.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis –que no tiene titular hace cinco meses y medio- y el gobierno capitalino, no atan ni desatan. El manejo de la crisis ha priorizado el cálculo político a la salud de millones de personas. Sheinbaum y su gobierno no han logrado comunicar ni explicar ante qué estamos, ni cuáles son los riesgos. Manejan una situación de crisis extraordinaria con recomendaciones ordinarias. Apague velas, no prenda inciensos, deje de fumar, nos dicen. A este paso, pedirán contener la respiración. Para tranquilizar a los capitalinos que osan pedir explicaciones, ayer Sheinbaum aseguró que, si las condiciones ambientales empeoraban, se tomarán medidas adicionales. Es bueno saberlo. Esperarán a que la situación llegue al límite para decretar nuevas acciones.

***

Existen diversos tipos de partículas en el aire, pero de las más dañinas es la PM 2.5 (partículas de 2.5 micrómetros).

¿Qué tan peligrosas son?, pregunté en radio, en MVS Noticias, al titular de Calidad del Aire de la Secretaría de Medio Ambiente CDMX, Sergio Zirath. Por el tamaño pequeño, pueden burlar nuestras defensas naturales y alojarse de forma profunda en nuestro tracto respiratorio (…) puede haber riesgos graves a la salud, respondió.

El cambio climático y el uso de energías fueron dos de las principales áreas en las que Sheinbaum centró su trabajo científico. En su perfil en Google Scholar hay más de cien publicaciones en las que aparece como autora o coautora, y tesis doctorales que supervisó. Su fortaleza se recargaba en esa experiencia. Ahora esas credenciales están en duda. El cálculo ha ido primero que la ciencia. La política, antes que la salud. Sheinbaum está técnicamente preparada, pero políticamente no luce al mando.

[email protected]

@MLOPEZSANMARTIN

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo