Desaseo en licitaciones

Al hacer una revisión de las quejas, llama la atención que en materia de limpieza no se han aseado los procesos licitatorios

Rogelio_Varela
Rogelio Varela / Corporativo / Heraldo de México

Las contrataciones públicas siguen siendo un tema sensible que, sin duda, atenderá la administración de AMLO.

Y es que al hacer una revisión de las quejas que han expresado diversos sectores sobre las prestadoras de servicios, llama la atención que en materia de limpieza no se han aseado los procesos licitatorios.

Comencemos con las denuncias que en 2017 se hicieron contra Molt Net S.A. de C.V. por no dar a sus trabajadores las prestaciones que marca la ley, motivo por el que el Sindicato Nacional de Trabajadores de Seguridad Privada, Vigilancia, Traslado de Valores, Manufacturas de Equipos de Seguridad, Limpieza y Mantenimiento, Similares y Conexos de la República Mexicana, pidió al Infonavit, a cargo de Carlos Martínez, que le realizará una auditoría a fondo.

La firma ligada a Enrique Gómez Mandujano también fue delatada en el mismo año ante el IMSS, que dirige Germán Martínez, por no afiliar presuntamente a sus trabajadores, esto a pesar de ser uno de los requisitos que la administración pública exige a sus proveedores.

De acuerdo con el relato de los hechos que Fumisa S.A. de C.V. presentó ante el Instituto, en el registro patronal Y6055515107 se comprobaba que Molt Net solo había inscrito a 35% de los empleados comprometidos para prestar este servicio en Capufe para los tramos correspondientes a Coatzacoalcos y Tlalpan-Acapulco, así como la Terminal 2 del AICM y Aeropuertos y Servicios Auxiliares. Motivo por el que se calculaban evasiones por 10 millones de pesos, correspondientes al pago de cuotas obrero patronales. No obstante, se sospechaba que entre 2015 y 2017 el impago al IMSS ascendería a 50 millones de pesos. El modus operandi habría recaído en la falsificación de los pagos, así como de los Listados SUA, no obstante, el asunto quedó en el aire, pues hasta hoy no se han realizado las respectivas indagaciones. Mientras tanto, la empresa continúa anotándose como concursante en contrataciones públicas.

La situación no es muy distinta en el INE, que preside Lorenzo Córdova, pues mientras la Cuarta Transformación exige ahorro, en el INE entregaron un contrato por 136.5 millones de pesos a Green Mamba Services, la participante más costosa y que se ha vinculado a Gómez Mandujano. Mucho ojo habría de poner en estas dos empresas, la Función Pública, de Irma Eréndira Sandoval. Sobre todo, si se cumple con las promesas presidenciales.

LA RUTA DEL DINERO

Tras su aprobación en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, donde recibieron el voto unánime de todas las fuerzas políticas, el INEGI cuenta ya con dos nuevos vicepresidentes que vendrán a fortalecer el trabajo del Instituto. Enrique Ordaz López y Adrián Franco Barrios, técnicos de probada capacidad y experiencia darán continuidad a las tareas que se realizan en los subsistemas nacionales de información económica y de gobierno, seguridad pública e impartición de justicia, que fueron las áreas de responsabilidad, respectivamente, que les fue asignada por el presidente del INEGI, Julio A. Santaella.

[email protected]

@corpo_varela

 

¿Te gustó este contenido?