Demetrio Sodi: Choque de trenes

Urge retomar el diálogo y lograr un acuerdo para garantizar condiciones de competencia electoral

Hace 23 años, para las elecciones de 1994, escribí un artículo que titulé Choque de trenes, ante el riesgo de un enfrentamiento postelectoral, producto de unas elecciones muy competitivas y un clima de confrontación creciente. El riesgo era, como ahora, que ninguno de los contendientes perdedores aceptase el resultado electoral.

Como consecuencia de ese artículo, grupos de la sociedad civil y algunos miembros de los partidos convocamos la creación del Grupo San Ángel para abrir espacios para el diálogo y evitar el choque.

Estamos a 8 meses de las elecciones y los enfrentamientos y des- calificaciones entre partidos y los posibles candidatos de oposición crece todos los días y son similares o mayores a las de hace 23 años.

Primero fueron las elecciones en el Estado de México y Coahuila, luego el pase automático, el nombramiento del presidente de la Mesa Directiva, ahora la destitución del fiscal electoral y van tres veces que se toma la tribuna del Senado. El Senado se distinguía por el respetuoso y alto nivel del debate, desgraciadamente ha caído al mismo nivel de la Cámara de Diputados, en donde las groserías y descalificaciones han sustituido al diálogo y la búsqueda de acuerdos.

El doble juego que hicieron el gobierno y el PRI con el pase automático del procurador a fiscal, obligó a la oposición y a grupos de la sociedad civil a unirse para obligar al gobierno a un compromiso en ese tema.

Lo mismo está pasando con el fiscal para delitos electorales. Sin duda hay elementos para destituir- lo, pero el momento y la forma no fueron los adecuados en medio de las investigaciones sobre el caso Odebrecht y la posible desviación de recursos a la campaña de Peña Nieto. Por la forma en que se hizo, se ve más el deseo del gobierno de ocultar información que de castigar los errores de un funcionario.

Estas decisiones provocan la confrontación y la falta de diálogo y acuerdos y la creciente debilidad e inestabilidad política y económica en un escenario incierto en medio de las negociaciones del TLC.

Como están las cosas se puede presentar el proceso electoral más complicado y competido de nuestra historia reciente en medio de un clima de alta violencia y delincuencia en la mayor parte del país.

Los datos recientes sobre el número de homicidios y la falta de capacidad del gobierno para dar resultados pueden hacer que la violencia y el narco contaminen los procesos electorales.

La elección de 2018 será muy competida y es probable que nadie acepte los resultados y las impugnaciones provoquen una elección ilegítima, pero a nivel nacional.

Urge un acuerdo para las elecciones, como el del Grupo San Ángel para evitar un choque de trenes que desestabilice al país y provoque el aumento de la violencia.

Urge retomar el diálogo y lograr un acuerdo para garantizar condiciones de competencia electoral para que, gane quien gane, se respeten los resultados y se garantice la paz y la estabilidad nacional.

 

*ASPIRANTE INDEPENDIENTE A LA DELEGACIÓN MIGUEL HIDALGO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano