Defensoría Pública de Participación Ciudadana y Procesos Democráticos

Toda persona que recurra a la Defensoría tiene el derecho a ser asistida de manera integral y con perspectiva de género, es decir, otorga la asistencia, orientación y representación jurídica sin discriminación

Alejandra Chávez Camarena / Magistrada Presidenta del Comité de Género y Derechos Humanos del Tribunal Electoral de la CDMX / Columna Invitada
Alejandra Chávez Camarena / Magistrada Presidenta del Comité de Género y Derechos Humanos del Tribunal Electoral de la CDMX / Columna Invitada

El orden democrático constitucional de la Ciudad de México reconoce la importancia de la participación ciudadana, así como su incidencia en la función pública.

Sin embargo, en política o en elecciones pueden presentarse escenarios de posibles transgresiones a los derechos político-electorales de las personas, por lo cual, resulta esencial contar con mecanismos para garantizar un acceso real y efectivo a la justicia electoral.

Un criterio jurisprudencial del orden constitucional y convencional, en el ámbito de la tutela jurisdiccional efectiva o acceso a la justicia, señala que la defensa adecuada de las personas en el ámbito jurisdiccional sólo es posible, si son asistidas jurídicamente en todas las etapas procedimentales en las que intervengan, por una persona defensora de su confianza y, preferentemente, que tenga el carácter de profesional en derecho.

En atención a este mandato esencial del debido proceso, el 14 de mayo de 2019, el Congreso de la Ciudad de México nombró a Sandra A. Vivanco Morales como titular de la Defensoría Pública de Participación Ciudadana y de Procesos Democráticos del Tribunal Electoral de la Ciudad de México.

De esta forma, dio inicio la vida institucional de la Defensoría, como una vía idónea de proximidad ciudadana con una visión de igualdad, inclusión y no discriminación, la cual, brinda los servicios de asistencia, asesoría y/o defensa gratuita a la ciudadanía, las personas y organizaciones de la sociedad civil, así como los órganos de representación de los pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas, para presentar y dar seguimiento a quejas y denuncias por vulneraciones a sus derechos y libertades políticas.

Toda persona que recurra a la Defensoría tiene el derecho a ser asistida de manera integral y con perspectiva de género, es decir, otorga la asistencia, orientación y representación jurídica sin discriminación y de forma empática, lo cual, implica desempeñar una defensa profesional que en todo momento se rija en apego a los principios de legalidad, probidad, honradez y profesionalismo, considerando de manera paralela los aspectos particulares del caso, como el grado o circunstancia de vulnerabilidad de la persona que denuncia, primordialmente si pertenece a la población de atención prioritaria.

Con un ánimo de auténtico civismo, invitamos a toda la población de la Ciudad a acercarse al Tribunal Electoral para conocer el servicio de defensa de sus derechos político-electorales que, desde este momento, se encuentra a su disposición.

Con estas acciones, el Tribunal Electoral fortalece sus funciones sustantivas con un modelo de justicia electoral con enfoque de derechos humanos; impulsa la igualdad sustantiva y el bienestar social y, finalmente, promueve la cultura democrática de quienes habitamos la Ciudad de México.

POR ALEJANDRA CHÁVEZ CAMARENA

MAGISTRADA PRESIDENTA DEL COMITÉ DE GÉNERO Y DERECHOS HUMANOS DEL TRIBUNAL ELECTORAL DE LA CDMX

eadp

¿Te gustó este contenido?