Debate lavadero

Urge la existencia de un espacio donde debatan Ninel Conde, Marjorie de Sousa y Julián Gil

Debate lavadero

Debate lavadero

El primer debate presidencial me hizo pensar que debería existir también el debate lavadero. Sería un éxito. Algún productor debiera, valga la redundancia, producirlo. Pero ojo, que se transmita a través de plataformas digitales, no de televisoras; para que el debate sea sin filtros y las compañías televisivas no lo manipulen en favor de proteger a sus consentidos. Qué interesante sería un debate entre Patricia Chapoy y Gloria Trevi. Qué morbo ver debatiendo a Ninel Conde y Giovanni Medina, y Marjorie de Sousa y Julián Gil (protagonistas, los cuatro, de dos melodramas de la vida real). El debate lavadero deberá tener como moderador a un periodista, pero NO de espectáculos y así asegurar que no sea tendencioso. Y es que si la moderadora es comadre de la que irá a exponer sus ideas, ¡ya nos amolamos! El debate lavadero igual que el debate presidencial debe ceñirse a las reglas de tiempo, es decir la misma cantidad de minutos para los discutidores. Insisto, el debate lavadero NO deberá ser producido y emitido por ninguna televisora. Solo así Gloria Trevi y Patricia Chapoy estarán en igualdad de circunstancias, Ninel Conde no contará con la defensa a muerte que Daniel Bisogno siempre le da en Ventaneando (TV Azteca) y Marjorie de Sousa no podrá ser solapada, por Telemundo (como ha sucedido), en el enfrentamiento que sostiene con Julián Gil.

 

El cubano quiere dulce

El que anda coqueteándole a Dulce, la cantante, es Francisco Céspedes. El compositor y cantor, me cuentan, anda tirándole la onda a la temperamental intérprete. Pancho, nacido en Cuba y afincado en México desde hace muchos años, quiere comer golosina, o mejor dicho Dulce. Pero hasta ahora la pretendida no ha aceptado ninguna de las invitaciones de aquel.

 

Disculpen que me ría

Un empresario tiene la intención de juntar en una gira a Paulina Rubio y Jennifer López. Jajajaja (disculpe que me ría, pero tal fantasía me ocasiona carcajadas). Dudo que JLo acceda a hacer una serie de conciertos con una artista de mucho menos renombre que ella. No tiene necesidad publicitaria ni económica. El empresario debería de ahorrar su tiempo aire y mejor ocuparlo en llamar a alguna cantante del nivelito de la Chica Dorada, pues a Jennifer López, sin yo ser su representante, estoy seguro de que no va a interesarle la propuesta laboral.

 

Léalo los martes aquí en El Heraldo de México

Luis de Llano se agrega a los columnistas que escriben para la sección de espectáculos de este periódico. La colaboración del renombrado productor de televisión será publicada los martes. ¡Bienvenido, señor!

 

¡Gracias por leerme!

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota