De mujeres bonitas y multimillonarios

No importa qué tan exitoso seas, en el fondo sigues siendo un simple humano con sentimientos

De mujeres bonitas y multimillonarios

Así lo demostró Julia Roberts, quien fue muy criticada en su nueva cuenta de Instagram. Soy una mujer de 50 años y sé quién soy, pero me lastiman, dijo defendiéndose la mujer bonita.

Concuerdo con ella. Vivimos una época en la que cualquiera se atreve a etiquetar a alguien sólo por lo que vemos en las redes o por lo que otros nos han contado con adjetivos que, quizá, ni le corresponden.

Hace algún tiempo tuve la irrepetible oportunidad de entrevistar, en Miami, a Noel Gallagher de la banda británica Oasis. Semanas antes me contaron historias tremendas sobre la poca gracia que le hacían los periodistas. Todo el mundo hablaba del carácter volátil y la reputación de niños malos que tenían los hermanos Gallagher. Es capaz de levantarse e irse. A una periodista inglesa la insultaron, son muy patanes. Opiniones de ésas me iban planteando el terreno que podría pisar cuando me topara con él. Con tales antecedentes hasta el sueño perdí las noches previas a nuestro encuentro.

Entré discretamente con un little black dress pegadito y corto a la suite en la que me esperaba. Yo iba incluso hasta predispuesta a que me llamara típica rubia tonta cuando ¡oh sorpresa!, me encontré con un caballero en toda la extensión de la palabra que contestó amablemente a todas y cada una de mis preguntas con soltura, cortesía, y educación.

Además de hacerte millonario, ¿qué más ha hecho la música por ti? -le pregunté.

Te equivocas me dijo. ¡Uff!, Aquí viene pensé; he allí el patán del que tanto me habían prevenido. En segundos recuperé el aliento cuando continuó respondiendo mientras reía entre tímido y cínico: La música no me ha hecho millonario, me ha hecho MULTIMILLONARIO; también me ha hecho conocer a mujeres lindas e interesantes como tú. Me dejó pasmada y sentí culpa por haberlo juzgado sin conocerlo antes.

¿Dónde estaba el chico rudo que insultaba a los periodistas y hacía berrinches en las entrevistas? Lo agarraste de buenas, me dijeron al final de la entrevista, quienes me habían hablado sobre sus desplantes de diva. Ignoro si fue así, pero sí sé que hice mal en dejarme llevar por las opiniones de otros para hacerme una idea sobre él.

Y más que su música, valoro y admiro eso que me enseñó el día que lo entrevisté:

No importa si eres multimillonario y famoso o un simple mortal, ¿por qué comprar pleitos ajenos y basarnos en opiniones de terceros para etiquetar a alguien que no conocemos? ¡Es un error lastimoso! Porque al final del día, Noel o Julia son mortales con sentimientos, como yo ¡como tú! ¿o a poco te atreverías a decir que el chocolate es asqueroso si no lo has probado nunca?…

Por ATALA SARMIENTO

@ATASARMI

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónPapa Francisco, el campeón del mundo

Papa Francisco, el campeón del mundo