De la libertad al caos en la 4T

El relevo en la CNDH, el PEF 2020 y el bloqueo de cuentas bancarias generaron disgustos y confrontaciones en Morena

alfredo_gonzalez
Alfredo González Castro / A fuego lento / Heraldo de México /

La imposición de Rosario Piedra Ibarra vulnera, sin duda, la independencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Pone en entredicho la defensa de las garantías individuales de este gobierno, no por la trayectoria o falta de capacidad de esta activista social con más 40 años de experiencia.

El desaseo, la imposición y el engaño de los senadores de Morena, encabezados por Ricardo Monreal, mancharon el proceso y el resultado final. No había necesidad de que sus legisladoras y legisladores, cual porros estudiantiles, usaran la fuerza para designar como nueva ombudsperson a la hija de Rosario Ibarra de Piedra.

Todos los integrantes de la terna final, Arturo Peimbert, José de Jesús Orozco y la propia Rosario Piedra, cumplían con el perfil y los requisitos, así que cualquiera de ellos tenía las cartas credenciales para llegar. Sin embargo, parece que Morena tiene un problema para cada solución y, en lugar de hacer las cosas bien, terminaron por enredar el proceso, como si se tratase de una bola de queso Oaxaca.

Esto resta autoridad y prestigio a la nueva titular de la CNDH, algo que en nada ayuda al Presidente en su afán por romper paradigmas en la defensa de los derechos humanos de la cuarta transformación.

***

En el gobierno federal están que se comen las uñas de los nervios porque no ha sido posible que la Cámara de Diputados vote, a favor o en contra, la iniciativa que faculta a la Unidad de Inteligencia Financiera para bloquear y aplicar la extinción de dominio en contra de empresas y personas que cometan delitos financieros.

Se tenía previsto que el tema lo desahogaran en la sesión de ayer en San Lázaro, pero no fue posible, ya que, por segunda vez en la semana, campesinos afines a Morena bloquearon accesos al recinto para exigir mayores recursos al campo. El debate pendiente no es un tema menor, porque de la aprobación o no de esa iniciativa, avalada ya por el Senado, depende darle dientes a la UIF para quitar bienes y congelar cuentas a delincuentes financieros.

El tema tiene varias aristas: por un lado, la diputada morenista Lidia García presentó dos reservas a la iniciativa aprobada por su partido, porque no está de acuerdo con que la UIF aplique la extinción de dominio a diestra y siniestra, por tratarse de una autoridad administrativa no judicial. En el mismo canal están funcionarios de la FGR y, del lado opuesto, se encuentran senadores de Morena y el propio titular de la UIF, Santiago Nieto, empujando para que la iniciativa salga cuanto antes.

Pero pase lo que pase con el proyecto, lo que cada vez queda más en evidencia es que dentro de la 4T hay un cúmulo de intereses encontrados y no hay un eje rector que ponga orden, lo que hace pensar que estamos en un gobierno Montessori, en donde cada uno de sus integrantes goza de una libertad sin límites.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo.

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO
[email protected]
@ALFREDOLEZ

abr

¿Te gustó este contenido?