Daniel Serrano: Asunto de todxs

Ha sido notoria la poca disposición de las autoridades en funciones para instalar equipos de transición, mesas de trabajo en materia del Presupuesto 2019

Daniel Serrano: Asunto de todxs

Uno de los procesos de transición más largo en el ámbito de las administraciones públicas locales es, sin duda, el del Estado de México.

Esto reviste algunas virtudes, por ejemplo, que las autoridades electas dispongan de más tiempo para la planeación de las políticas públicas que habrán de implementar a partir del primer día de enero de 2019.

Sin embargo, la información que dispongo y de la que dan cuenta varios medios de información, no es sobre las virtudes de este proceso, por el contrario, es sobre sus defectos. Entre los inconvenientes más notorios se encuentra la falta de información sobre el estado real que guarda la hacienda municipal, la transparencia de la misma o la poca difusión de la que se dispone.

Ha sido notoria la poca disposición de las autoridades en funciones para instalar equipos de transición, mesas de trabajo en materia del Presupuesto 2019, incluso algunos presidentes y presidentas municipales no han dado respuesta a la formal petición de autoridades electas para iniciar un proceso de diálogo.

¿Y esto por qué es un ASUNTO DE TODXS? Porque los bienes que deben dar cuenta las autoridades en funciones no les pertenecen, como tampoco les pertenecen a las autoridades electas, todo eso es de la población de los municipios del Estado de México.

Cuando un presidente o presidenta municipal se niega a dar información a las autoridades electas, a lo que se está negando es a reconocer la realidad, a reconocer que la población de su municipio lo reprobó en la gestión de su encargo y negarse no genera una afrenta a los que fueron electos para el próximo trienio. No. Lo que demuestra es su desprecio por el bienestar de la población aún cuando protestó en velar por los intereses de ella y no de los propios.

Para muestra de lo que ocurre con los presupuestos, la dinámica del diseño presupuestal en nuestro país es inercial, es decir, quienes diseñan y deciden el presupuesto que ejercerán las autoridades electas a partir de enero del año 2019 son quienes terminan sus funciones en este 2018.

Esta propuesta debe ser aprobada por los cabildos a más tardar en noviembre para ser remitida a la cámara local y ser considerada en el presupuesto que aprobará la legislatura.

Si bien es cierto que en febrero de 2019 las y los presidentes municipales podrán enviar modificaciones y adecuaciones, la verdad es que se está perdiendo tiempo sumamente valioso para un diseño de común acuerdo que permita a las autoridades en funciones cumplir con sus últimos compromisos y a las electas arrancar de forma adecuada.

¿Y esto en beneficio de quién? Pues de toda la población que es la que termina pagando los platos rotos.

Si usted no me cree, revise el papel tan vergonzoso que están haciendo las autoridades en funciones en los municipios de Atizapán de Zaragoza, Los Reyes La Paz, Tlalnepantla, Coacalco, Nicolás Romero, por mencionar sólo algunos ejemplos.

 

@DANIEL_SER

 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual