Culiacán 2019: ¿por qué fue terrible?

El Presidente tiene a un secretario de Seguridad que no será respetado por sus iguales o contrapartes internacionales

Gerardo Rodríguez / Cuarto de Guerra  /  Heraldo de México
Gerardo Rodríguez / Cuarto de Guerra / Heraldo de México

Después de los terribles acontecimientos del pasado 17 de octubre tenemos confirmada la siguiente información: 1) el gobierno reconoce una operación fallida, 2) el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, mintió en su primera declaración después de la crisis al afirmar que fue una operación de rutina y no reconocer que habían liberado a Ovidio Guzmán, 3) se fugaron 51 reos, asesinos y secuestradores, de una cárcel, 4) las instalaciones militares no estaban debidamente alertadas y aseguradas por posibles represalias por el operativo, 4) hubo descoordinación y falta de comunicación con el gobierno de Sinaloa, 5) existe impunidad para quienes demuestren mayor fuerza que el Estado, 6) el Presidente asume como propios los errores de sus secretarios y 7) estos no tienen la dignidad de renunciar para no lastimar la imagen del Estado mexicano.

A partir de los acontecimientos en Michoacán y en Sinaloa y si usted fuera un servidor público de seguridad pública o justicia del país le pregunto lo siguiente:

¿Si tiene la oportunidad de aprehender o castigar a un criminal lo haría? Sí o no.

¿Usted daría la vida por un gobernador como Silvano Aureoles o un presidente como López Obrador que no planean bien un operativo y que mandan a la hoguera a sus policías y soldados? Sí o no.

¿Usted se coordinaría con un funcionario como Alfonso Durazo que miente? Sí o no.

Mi opinión es la siguiente:

a) En Sinaloa quien manda no es el gobernador (anteriores también) sino la familia Guzmán.

b) El Presidente tiene a un secretario de Seguridad que no será respetado por sus iguales, por sus contrapartes internacionales, por sus oficiales y sobre todo por su tropa. Por eso su renuncia es un asunto de seguridad nacional.

c) Los gobernadores pensarán dos veces antes de coordinarse con un gobierno federal que no sabe encabezar operativos de alto riesgo.

d) Las estrategias de prevención de la violencia no funcionan en donde la delincuencia organizada ofrece más oportunidades de corto plazo a los jóvenes que el gobierno.

e) Estados Unidos tiene a un aliado débil que tiene instituciones incapaces de llevar acabo un operativo exitoso con su información de inteligencia.

El Presidente y su gabinete pasarán a la historia como los que confirmaron que en México hay un pacto de impunidad entre el gobierno y las organizaciones criminales. Esperamos que no sea así porque al Presidente le preocupa mucho como se escribirá su historia en los libros de texto.

•••

AGENDA HISTÓRICA: Después del fracaso de la operación de rescate de los deportistas israelíes en la Olimpiada de Múnich de 1972, el ejército de Alemania creó uno de los mejores equipos de rescates de rehenes contraterroristas. Desde ese fracaso se han presentado pocos casos de rehenes porque los terroristas saben que los gobiernos tienen este tipo de equipos. La pregunta es si en México se tomará este fracaso histórico para redefinir a sus instituciones.

POR GERARDO RODRÍGUEZ

[email protected] 

@GERODRIGUEZSL

eadp

¿Te gustó este contenido?