¡Es la ciberseguridad!

En México hay grupos delictivos que buscan sobre todo el lucro económico a través de ataques bien diseñados

Gerardo Rodríguez / Cuarto de Guerra  /  Heraldo de México
Gerardo Rodríguez / Cuarto de Guerra / Heraldo de México

México obviamente no ha podido resolver el problema de la delincuencia común y menos todavía el de la organizada. Sin embargo, los delitos que se cometen en el ciberespacio en nuestro país están creciendo a una tasa espectacular y su impacto negativo en contra de las instituciones financieras, públicas y privadas se está dejando sentir en este 2018.

En esta columna hemos documentado que existe un déficit en el estado de fuerzas operativas desplegables de muchas corporaciones de seguridad como la Policía Federal, policías estatales, agentes del Ministerio Público federales y estatales.

Sin embargo, hay dos fuerzas invisibles del Estado mexicano, con mucho prestigio que se pueden ver rebasadas en un futuro, y son la Policía Cibernética –Coordinación para la Prevención de Delitos Electrónicos adscrita a la División Científica de la Policía Federal-, así como la Unidad de Investigaciones Cibernéticas y Operaciones Tecnológicas (UICOT) de la PGR. Estas policías no las vemos en las calles, pero son quienes surfean estratégicamente en el ciberespacio mexicano, haciendo inteligencia cibernética a través de técnicas de ingeniería social para identificar a los ciberdelincuentes.

En visita reciente a El Heraldo de México, Marcos Rosales, titular de la UICOT explicó los retos que enfrenta la ciberprocuración de justicia en México. Nos confirmó que detrás del ataque al sistema SWIFT de Bancomext estuvo el grupo llamado Lazarus de Corea del Norte que ha tenido conexiones en ataques previos a empresas de entretenimiento de Estados Unidos en muy probable colusión con el gobierno de Pyongyang. También nos compartió con mucha seriedad que ya no estamos frente a la amenaza tradicional de los hackers ideológicos pro causas libertarias en el ciberespacio.

En México hay grupos delictivos que buscan sobre todo el lucro económico a través de ataques bien diseñados, con conocimiento técnico superior y que se preparan con mucho tiempo de anticipación.

Rosales también le confió a esta casa editorial que las entidades con mayor aumento en la actividad de delincuencia cibernética son la CDMX, Estado de México, Jalisco y Guanajuato. También nos confirmó que hay líneas de investigación abiertas en contra de empleados de bancos que fueron víctimas del ataque al sistema SPEI.

Actualmente la UICOT tiene alrededor de 120 elementos. Sin embargo, el estado de fuerza de esta unidad debería contar con aproximadamente 500 agentes, según cálculos de su titular. Las instituciones educativas del país tienen un reto enorme para capacitar a la futura línea de protección de las instancias de ciberseguridad en gobierno, sector financiero y empresarial.

Agenda estratégica: La DEA publicó su reporte anual sobre la amenaza de las drogas y sus esfuerzos nacionales: https://www.dea.gov/sites/default/files/2018-11/DIR-032-18%202018%20NDTA%20final%20low%20resolution.pdfhttps://www.dea.gov/sites/default/files/2018-11/DIR-032-18%202018%20NDTA%20final%20low%20resolution.pdf

 

[email protected]

@GERODRIGUEZSL

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónPapa Francisco, el campeón del mundo

Papa Francisco, el campeón del mundo