¿Cuántos muertos más para que la salud sea prioridad?

El proyecto de Presupuesto de Egresos 2020 sólo considera incremento de 3.5 por ciento para el sector

Mariana Gómez del Campo / Secretaria de Asuntos Internacionales del PAN /   Columna Invitada
Mariana Gómez del Campo / Secretaria de Asuntos Internacionales del PAN / Columna Invitada

Mariana, una niña de siete años, falleció a inicios de julio por no contar con los medicamentos contra el cáncer que le eran suministrados, ya que desapareció el Seguro Popular. En palabras de su madre, la pequeña fue la única menor presente en diversas manifestaciones contra el desabasto de medicinas frente a las secretarías de Gobernación y de Salud.

Éste es sólo un ejemplo del altísimo costo que México está pagando por una política de salud ocurrente y sin planeación.

Lo peor es que la narrativa del gobierno fue contradictoria y confusa. Primero, López Obrador dijo que el desabasto de medicamentos era una campaña de fake news en su contra, pero cuando la realidad los alcanzó, dijeron que era un intento de chantaje de laboratorios mexicanos.

Desde junio, el Hospital Infantil de México fue notificado por el principal laboratorio nacional que produce el metotrexato, medicamento utilizado para al menos 50 por ciento de los tratamientos contra el cáncer, que no podría abastecer normalmente el fármaco a causa de restricciones impuestas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y pese a tener permisos de importación, el cierre de su oficina en la CDMX no le permitió traer el medicamento. Lo anterior deja claro que la Secretaría de Salud y Cofepris fueron omisas e irresponsables porque en lugar de acelerar el proceso de investigación de los laboratorios mexicanos o prever la posibilidad de un desabasto; ninguna de las dos actuó a tiempo.

De forma insensible, el secretario de Salud afirmó que el metotrexato era un componente secundario y si no se suministra por unos días, no hay ninguna urgencia, aunque oncólogos declararon que el fármaco es insustituible. Los padres de los niños enfermos bloquearon los accesos 3 y 4 de la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Lo insultante es que, en un ánimo festivo, el gobierno publicó en redes sociales la madrugada del sábado 21 de septiembre la recepción de poco más de 38 mil dosis de metotrexato de Francia, cuya compra representó un ahorro de apenas 17 mil 739 pesos.

Más que un ahorro, que fue cínicamente presumido por la administración morenista, lo que quedó de manifiesto fue la incompetencia del gobierno en materia de salud y la preocupación de cientos de familias que tienen niños con cáncer por el desabasto de medicamentos. Lo peor es que el Presidente no tiene visión, sólo quiere resolver la inmediatez y lo mediático. Tan es así que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2020 únicamente se considera un incremento de 3.5 por ciento para el sector Salud, lo que significa que el próximo año seguirán las crisis provocadas por el desabasto de medicamentos que por desgracia se traducirán en más muertes.

POR MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO
SECRETARIA DE ASUNTOS INTERNACIONALES DEL PAN
@MARIANAGC

lctl

¿Te gustó este contenido?