Crédito real avanza, apuesta y se densifica

Ahora el siguiente paso de Romanos Berrondo y su equipo será mirar hacia la accesibilidad de sus servicios en línea


Sin lugar a dudas vale la pena conocer la historia de Ángel Romanos Berrondo, actual director General de la firma Crédito Real, y familiar directo de los fundadores y dueños de la firma de electrodomésticos MABE, quien decidió darle un giro a su vida y meterse de lleno al sector financiero, al punto que hoy día la empresa que dirige ostenta un activo de más de 30 mil millones de pesos.

Ángel Romanos comenzó estudiando ingeniera industrial, esto por la tradición familiar, pero al tercer semestre se dio cuenta de que no era lo suyo, pese a ello continuó y acabó la carrera, al tiempo que comenzó a seguir su vocación financiera trabajando en la empresa familiar, misma que hoy lleva José Luis Berrondo, en donde desarrolló la estrategia para financiar los producto MABE al consumidor final, a través de los distribuidores con los que se tenía relación.

Esos años y la relación directa con distribuidores y consumidores, le permitieron entender la importancia de que el mejor producto para cualquier persona en el mundo es el dinero, ahí es cuando en 2002 decide emprender y crear con el apoyo de MABE y GE Capital, quienes fueron accionistas fundadores, a la firma Crédito Real.

A la fecha, esta empresa 100 por ciento mexicana, la cual en 2012 se volvió una empresa pública al cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que preside Jaime Ruiz Sacristán, opera ya en mercados como Estados Unidos, Costa Rica, Nicaragua y Panamá, en donde gracias a la diversificación de productos como Nómina, Autos Usados, Microcréditos para mujeres, PYMES y Consumo, presume desde hace años un crecimiento de doble dígito.

Parte del éxito consiste en que apuesta a salir y conquistar fuera de México, lo que se traduce en que actualmente alrededor del 25 por ciento de su originación proviene de negocios fuera del país, particularmente por las adquisiciones de Instacredit, en Costa Rica, y Don Carro, en Estados Unidos, en donde se cuenta ya con 74 sucursales y más de 450 promotores.

Ahora el siguiente paso de Romanos Berrondo y su equipo será mirar hacia la accesibilidad de sus servicios en la era digital, en donde analizan los modelos fintech, para ello ya se trabaja en el desarrollo de su propia app, además de invertir para que la página web sea una olataforma transaccional para cualquier persona que desee un crédito.

Sin duda el reto es grande, pero Crédito Real tiene como objetivo final el llegar a ser la empresa no bancaria más grande del mundo que otorga crédito a los latinoamericanos.

Lo anterior siempre bajo su idea central de negocio, la cual es llevar el crédito a las personas y sectores que no tienen acceso a la banca tradicional, es decir, reducir la brecha que hoy relega a millones de latinos, tan sólo en México el número alcanza los 33 millones.

 

Columna anterior: Hoy es un día clave para el IMSS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota