Crecimiento, talón de Aquiles

El problema económico de fondo es la escasez es que la producción de bienes y servicios debe ser la mayor posible, lo cual dará como resultado el mayor crecimiento posible de la economía

Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México
Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México

El crecimiento de una economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios para consumo final, el Producto Interno Bruto, PIB, del cual depende la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios ofrecidos a los consumidores.

Dado que el problema económico de fondo es la escasez (no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis), es que la producción de bienes y servicios debe ser la mayor posible, lo cual dará como resultado el mayor crecimiento posible de la economía.

Lejos estamos en la economía mexicana de conseguirlo, con todo lo que ello significa en términos de mayor escasez y, por lo tanto, de menor bienestar. Ceteris paribus, a menor escasez de bienes y servicios mayor bienestar, y viceversa: Ceteris paribus, a mayor escasez de satisfactores menor bienestar.

En materia de crecimiento económico en México podemos distinguir, a grandes rasgos, dos épocas. La primera, de crecimiento elevado, que abarca de 1934 a 1982, a lo largo de la cual el crecimiento promedio anual de la economía fue del 6.2 por ciento. La segunda, de bajo crecimiento, que comprende de 1983 a 2018, durante la cual la economía creció, en promedio anual, 2.3 por ciento, crecimiento mediocre que ha dado como resultado una mayor escasez de la debida, y por ello un menor bienestar del posible, crecimiento que se ha convertido en el talón de Aquiles de nuestra economía, al grado de poder afirmar que el principal reto que enfrentamos es lograr un mayor crecimiento del PIB. La meta que ha fijado AMLO para su sexenio es del 4.0 por ciento, algo que parece, si no imposible, sí poco probable.

Mes tras mes el Banco de México levanta la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, entre cuyas preguntas está ésta: ¿Crecimiento promedio anual de la economía durante los próximos diez años (2020 – 2030)? La media de las 32 repuestas obtenidas en la encuesta de enero fue 2.38 por ciento, con un mínimo de 1.90 por ciento y un máximo de 3.0 puntos porcentuales.

La buena noticia es que no se espera un crecimiento menor al promedio de los últimos 35 años, menor crecimiento que por ningún motivo debemos permitir. La mala es que no se prevé un mayor crecimiento al promedio de los últimos 35 años, mayor crecimiento que nos urge alcanzar.

¿Qué hay que hacer para lograr un mayor crecimiento de la economía? Lograr atraer más inversión directa, tanto nacional como extranjera, que es la que produce bienes y servicios (variable con la que se mide el crecimiento de la economía), crea empleos y les permite, a quienes obtienen esos puestos de trabajo, generar ingresos. El gobierno de AMLO, ¿está haciendo todo lo que un gobierno debe hacer para atraer más ID? No. De entrada, el pronóstico del crecimiento del PIB para 2019, 2020 y 2021 es 1.80, 1.92 y 2.19 por ciento.

 

[email protected]

@arturodammarnal

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Opinión¿Se va o se queda?

¿Se va o se queda?