Crecimiento mediocre

En términos anuales la producción de bienes y servicios para el consumo final, el PIB, creció, a lo largo del cuarto trimestre del 2018, 1.8 por ciento

Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México
Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México

 

El INEGI publicó la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto para el cuarto trimestre del 2018 (la cifras definitivas las conoceremos el 25 de febrero), y estos son los resultados generales, mismos que, como ya es costumbre cuando del crecimiento de la economía se trata, dejan mucho que desear.

En términos anuales (comparando cada trimestre con el mismo trimestre del año anterior), la producción de bienes y servicios para el consumo final, que eso es el Producto Interno Bruto, el PIB, creció, a lo largo del cuarto trimestre del 2018, 1.8 por ciento (2.8 las actividades primarias: agricultura, ganadería, silvicultura, pesca, etc.; menos 0.7 por ciento las actividades secundarias: industria manufacturera; 2.9 por ciento las actividades terciarias: los servicios, desde financieros hasta hospitalarios). Así, en 2018 la economía mexicana creció (crecimiento que se mide por el comportamiento del PIB), 2.0 por ciento. Estos resultados, ¿son buenos o malos? Comparemos.

Durante el cuarto trimestre del 2017 la economía mexicana creció 1.5 por ciento. Un año después, entre octubre y diciembre del año pasado, su crecimiento fue de 1.8 por ciento, mayor, lo cual debe calificarse como positivo. Sin embargo, hay que analizar lo que pasó en el camino.

Estos son los datos del crecimiento en los últimos cinco trimestres: cuarto del 2017, 1.5 por ciento; primero del 2018, 1.2 (menor, mal); segundo del 2018, 2.6 (mayor, bien); tercero del 2018, 2.5 (menor, mal); cuarto del 2018, 1.8 por ciento (menor, mal).

De los cuatro trimestres del 2018 en uno (el segundo), se registró un mayor crecimiento (bien), y en los tres restantes (el primero, el tercero y el cuarto), uno menor (mal), no debiendo pasar por alto que en cualquiera de ellos el crecimiento resultó mediocre, lo cual dio como resultado un crecimiento, para todo el 2018, del 2.0 por ciento, por debajo del crecimiento del 2017, que fue del 2.1 por ciento (mal).

Considerando los seis años del sexenio de EPN estos fueron los resultados en materia de crecimiento: 2013, 1.4 por ciento; 2014, 2.8; 2015, 3.3; 2016, 2.9; 2017, 2.1 y 2018 2.0 por ciento, lo cual dio como resultado un crecimiento promedio anual del 2.25 por ciento, que se encuentra dentro de lo normal.

Entre 1983 (año en el que perdimos el crecimiento elevado y sostenido), y 2017 (año en el que no lo habíamos recuperado), el crecimiento promedio anual de la economía mexicana fue 2.3 por ciento, por lo que el 2.25 por ciento de crecimiento promedio anual a lo largo del sexenio de EPN se ubicó dentro de lo normal, normalidad que, en materia tan importante como es el crecimiento de la economía, resulta mediocre, con todo lo que ello implica en materia de producción de satisfactores, de creación de empleos, de generación de ingresos y, por ello, del bienestar de la gente.

E-mail: [email protected]

Twitter: @ArtyuroDammArnal

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo