Crecimiento a la baja

Ya tenemos la información del IGAE para el pasado mes de abril. ¿Cómo nos fue? No muy bien

Crecimiento a la baja

 

Hay dos indicadores que calcula y publica el INEGI relacionados con el desempeño de la actividad económica, con el comportamiento de la producción de bienes y servicios.

Por un lado tenemos al Producto Interno Bruto, el PIB, que mide el comportamiento de la producción de bienes y servicios para el consumo final, y que es la variable con la que se mide el crecimiento de la economía. El PIB se publica trimestralmente.

Por el otro lado está el Indicador Global de la Actividad Económica, el IGAE, que el INEGI calcula con información parcial, ya que no contempla toda la información que se usa para la elaboración del PIB, pero tiene la ventaja, sobre este último, de que se publica mensualmente, proporcionando información de manera más oportuna.

Dado que el INEGI utiliza el mismo esquema, tanto conceptual como metodológico, para la elaboración del PIB y del IGAE, este último es un buen indicador del comportamiento de aquel.

Ya tenemos la información del IGAE para el pasado mes de abril. ¿Cómo nos fue? No muy bien.

En términos mensuales (comparando cada mes con el mes anterior) y desestacionalizados (eliminando los efectos estacionales y calendario, lo cual permite comparar de mejor manera), en abril la actividad económica decreció 0.6 por ciento.

En enero decreció 0.5 por ciento y en febrero y marzo creció 0.6 y 0.2 puntos porcentuales, respectivamente. Un año antes, en abril de 2017, creció 0.4 por ciento.

En resumen. Primero: comparando con el mismo mes del año anterior el desempeño de la actividad económica en abril pasado fue malo: pasamos de un crecimiento del 0.4 por ciento a un decrecimiento del 0.6. Segundo: comparando con el mes anterior el desempeño de la actividad económica en abril fue igualmente malo: pasamos de un crecimiento del 0.2 a un decrecimiento del 0.6 por ciento. De dos comparaciones dos negativas.

En términos anuales (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior) y desestacionalizados, en abril la actividad económica creció 1.4 por ciento. En enero, febrero y marzo creció, respectivamente, 1.1, 2.3 y 2.4 puntos porcentuales. Un año antes, en abril de 2017, creció 3.0 por ciento. Resumiendo. Uno: comparando con el mismo mes del año anterior el desempeño de la actividad económica en abril pasado fue malo: pasamos de un crecimiento del 3.0 por ciento a uno del 1.4. Dos: comparando con el mes anterior el desempeño de la actividad económica en abril fue también malo: pasamos de un crecimiento del 2.1 por ciento a uno del 1.4. Nuevamente, de dos comparaciones dos negativas.

Redondeemos lo anterior con la siguiente información, no del IGAE, sino del PIB. En los cinco últimos trimestres (los cuatro del 2017 y el primero del 2018) el PIB creció, en términos anuales, 3.3, 2.5, 2.2, 2.0 y 1.3 por ciento. Clara tendencia a la baja. ¿Hasta dónde llegará? Y si gana AMLO, ¿se recuperará?

 

E-mail: [email protected]

Twitter: @ArturoDammArnal

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano